Redacción Quito
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 1
No 0

La televisión enfrenta un rival de peso 2.0

La televisión pagada tiene ahora un fuerte rival en Internet. Sitios de ‘streaming’ como Netflix y Hulu están ganando terreno en el mercado del entretenimiento a escala mundial con su oferta de películas o series de televisión desde la Red.

Con el ‘streaming’, el usuario consume el producto al mismo tiempo que lo descarga de la Web. Este proceso es opuesto a la descarga de datos, que requiere que el usuario primero descargue el archivo para luego acceder a su contenido.

La ventaja que tiene el ‘streaming’ frente a la televisión en general es que el usuario elige la programación a su gusto y según su disponibilidad de tiempo. Así puede repetir, pausar, retroceder o adelantar un programa, a cualquier hora y sin anuncios comerciales.

“Reemplacé a la televisión pagada para consumir programas a mi gusto, a la hora que yo quiera y no lo que me impone el operador de cable”, asegura Javier Nieto, usuario de la plataforma de videos y películas on line Netflix.

Gabriela Lucero comparte esta opinión y asegura que mediante el ‘streaming’ puede cuidar el tipo de programas que miran sus hijos y reducir el uso de la televisión en casa. “Tengo un registro histórico para saber qué vieron, a qué hora y cuánto tiempo pasan frente a la televisión”.

Solo el año pasado, en EE.UU., más de medio millón de personas cancelaron su suscripción de televisión pagada, para contratar los servicios de Hulu o Netflix, según el grupo canadiense Convergence Consulting. El grupo también informa que en EE.UU. se prevé se sumen 3,5 millones de usuarios al servicio, lo que supone un 3,6% del total de usuarios de televisión pagada .

Para José Rivera, experto en contenidos digitales y nuevos medios, el uso del ‘streaming’ en el país es apenas una tendencia en crecimiento. Esto se debe, según él, a que todavía existe un índice muy bajo de penetración de Internet en el país. un 31,4% de la población ha utilizado Internet, según cifras del Instituto de Estadísticas y Censos (INEC).

Lo dicho por Rivera lo respalda la compañía Netflix con un comunicado, en el que asegura que el mayor problema en Latinoamérica para el crecimiento del ‘streaming’“es la baja penetración de dispositivos conectados, infraestructura de Internet subdesarrollada y poco uso de las tarjetas de crédito”. Por ello, sus servicios son más requeridos por la clase media y alta que tienen Internet en casa.

La estrategia de esta plataforma para introducirse en el mercado fue ofrecer accesibilidad desde los smarthphones, consolas de videojuegos Xbox 360, PS3, Wii, desde algunos dispositivos Blue-ray y televisiones en HD con acceso a Internet.

Pero eso no preocupa a empresas de televisión pagada como DirecTV. Sandro Mesquita, director de Marketing de DirecTV Latinoamérica, considera que el streaming es una plataforma complementaria a la televisión de pago. “Comenzamos a ofrecer Moviecity Play y ESPN Play, recientemente estuvimos transmitiendo partidos en vivo, específicamente encuentros de la Liga BBVA”.

Según Mesquita, la televisión de pago alcanzó este año un promedio del 70% de penetración en la región y mueve un promedio de USD 10 000 millones anuales.