Holger Ramos B. / Redacción Guayaquil
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 0
No 0

Termal: la producción de hidromasajes es la fuente de relajación de sus clientes

La experiencia de Miguel Alvarado en la producción de hidromasajes, bañeras y piscinas comenzó en la década de los ochenta. El empresario trabajaba como técnico de operaciones de vuelo en la aerolínea SAN y en uno de sus viajes a EE.UU. observó en un almacén cómo funcionaban los generadores a vapor. En ese momento tuvo la idea de crear un prototipo en miniatura que podría ser usado como motor, para los cuartos de vapor o baño turco.

Fue así que fundó la empresa Termal, en Guayaquil, en 1983. La idea era fabricar los generadores y producir cabinas de vapor y sauna. Sin embargo, su trabajo en aerolíneas le impedía dedicar tiempo a su emprendimiento. En 1990 decidió dejar a un lado su experiencia en la aviación comercial y dedicarse totalmente a su firma.

Esta decisión lo llevó a tomar un curso para producir moldes para, a su vez, fabricar tinas de baño, hidromasajes y piscinas. Esta instrucción la hizo en 1992, en la compañía Plasti Vac (PVI), con sede en Carolina del Norte en los EE.UU.

Ese fue el inicio de una carrera de casi tres décadas en el sector. Hoy, Termal tiene una línea de producción de tinas de hidromasaje y bañeras, hechas en acrílico norteamericano y producción de piscinas con resinas vinílicas y fibra de vidrio. Todo bajo norma de construcción e instalación estadounidense. También produce cabinas de vapor y sauna. Las cascadas, fuentes y piletas las hace bajo pedido.

Alvarado calcula que tiene cerca de 120 clientes al año. “Muchos tienen más de 20 años con nosotros. Ahora, cuando se cambian a sitios como la vía a Samborondón o la Costa, nos llaman para que traslademos sus tinas de hidromasajes”.

Las oficinas de Termal están en la urbanización Urdesa, en el norte de Guayaquil. Cerca del sitio, en la urbanización Urbanor, está la planta de unos 700 m², que adquirió por cerca de USD 4 000 en 1992. “Lo hice con los ahorros que tenía por mi trabajo en la aviación”. El ‘show room’ está ubicado en el centro comercial Dicentro, en el norte de la ciudad. Allí se muestran algunos de los más de 100 modelos de hidromasajes y tinas que ofrece.

“Tenemos más de 15 años trabajando con Termal y sus productos tienen prestigio en Cuenca”, dice Dolores Gómez, administradora de Sertecbaz, que distribuye los productos de Termal, en Cuenca.

La opinión la comparte Germán Erazo propietario de Hidromax, de Guayaquil. Afirma que Termal ha tenido un crecimiento tecnológico que hace que sus productos sean únicos. Distribuyen sus hidromasajes desde hace 20 años.

Entre los reconocimientos obtenidos por Termal están: el Gran Premio América a la Calidad y Servicio en 1997 y 1998 otorgado por el Instituto Nacional de Mercadotecnia (Iname) de México. O el premio The Bizz 2012, a la excelencia empresarial otorgado por la World Confederation of Businesses (Worldcob).

La producción

Hidromasajes. En la planta de Termal se producen los moldes, luego a las planchas de acrílico se las termoforma al vacío y se las refuerza con fibra de vidrio. La firma también realiza la instalación del producto.
Las cascadas. Son elaboradas en cerámica, madera y otros materiales. Se realizan bajo pedido para viviendas y también como elementos decorativos en urbanizaciones.

EL INSIGNIA

'Hay respeto y compañerismo'

Ricardo Chávez / jefe de planta

Ingresé a esta compañía hace 10 años. En esa época, me desempeñaba como obrero en la producción de las tinas de baño, hidromasajes y otros trabajos. Gané experiencia en el manejo de la fibra de vidrio y el acrílico importado de los EE.UU. Poco a poco fui ascendiendo.

Hoy, soy el jefe de planta y tengo más funciones. Entre estas, la supervisión del personal de la fábrica, verificar la calidad del producto final y también de realizar el contacto con los proveedores. De esta forma se garantiza que los insumos usados sean de la mejor calidad y por consiguiente, se haga un buen producto.

También es importante supervisar las normas de calidad para la fabricación de las tinas, hidromasajes y piscinas.

Con respecto a este trabajo, siento que he crecido profesionalmente y he tenido buenas experiencias. Aquí todos crecemos en la empresa y hay una verdadera relación de amistad. Es importante el respeto mutuo y el compañerismo. Hay comunicación entre nosotros.