Tilapia

La empresa Tropack, en Guayas, procesa con tecnología europea unas 30 000 libras de tilapia al día, operando al 50% de la capacidad instalada. Foto: Mario Faustos / LÍDERES

Redacción Guayaquil (I)
redaccion@revistalideres.ec
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 12
No 1

La tilapia quiere ganar peso en el mercado local

13 de septiembre de 2015 16:18

Hace 15 años, la enfermedad de la mancha blanca atacó al sector camaronero, ocasionando una reducción de casi un 30% de la producción en el 2000.

En ese contexto, hubo camaroneros que optaron por cultivar una especie acuática más resistente, que según un informe del banco holandés Rabobank es el segundo pez más cultivado del planeta y ha incrementado un 11% su producción mundial en los ­últimos 10 años: la tilapia.

Es el caso de la empresa ecuatoriana Produmar, que hace 15 años comenzó a producir tilapia, “para que la empresa no deje de operar por las pérdidas del camarón”, cuenta José Lince, gerente .

Inés Chiriboga, gerenta de control de calidad de Tropack, empresa exportadora de tilapia que funciona en la vía Durán- El Boliche (Guayas), indica que este producto se introdujo en Ecuador hace más de 50 años, “pero cuando la mancha blanca afectó al camarón, muchos camaroneros decidieron incursionar en la tilapia”.

El cultivo de la tilapia, un pez de agua dulce de origen africano, se concentra principalmente en Guayas, que produce alrededor de 35 millones de libras al año, y se traduce en 4 000 plazas de trabajo.

En la planta de Tropack se procesan alrededor de 30 000 libras diarias en dos líneas de producción, la de filetes y la de pez entero, con maquinaria europea que automatiza procesos como la extracción de vísceras, escamas y pesado de cada animal.

“Con esto garantizamos la calidad y logramos tener los mejores índices de frescura”, explica Priscilla Salem, directora de Control de calidad de Tropack.

La mayor parte de la producción de tilapia ecuatoriana se exporta a EE.UU., en donde el producto ocupa un puesto entre los cinco mariscos más consumidos, de acuerdo con datos del National Fisheries Institute.

Salem menciona que el nivel de frescura es una de las principales fortalezas de este producto en el extranjero, pues el pez llega vivo de las piscinas a la planta procesadora. En esa dependencia atra­viesa un proceso de unos 30 minutos hasta ser empacado y enviado por vía aérea a los supermercados estadounidenses.

Lince añade que otra fortaleza de la tilapia ecuatoriana es el sabor y textura de la carne que se obtienen gracias a que en las piscinas se aplican cultivos de baja densidad y se realizan en agua salobre.

Sin embargo, las exportaciones han experimentado una reducción significativa desde el 2013, principalmente por la entrada de nuevos competidores como Colombia y Costa Rica; a lo que en el último año se ha sumado la apreciación del dólar estadounidense, que resta competitividad al sector, explica Mauricio Martín, presidente ejecutivo de Maramar, una comercializadora de tilapia.

Según datos de la Cámara Nacional de Acuacultura, en marzo del 2013 se exportaron 1,5 millones de libras a EE.UU., mientras que en ese mismo mes del 2015 se vendieron 557 303 libras.

“La tilapia ecuatoriana tuvo el 40% del mercado estadounidense, ahora estamos en un 10%”, cuenta Salem.

De ahí que la estrategia es mirar al mercado local y fortalecerlo. Lince y Salem coinciden en que por sus características, la tilapia en Ecuador compite en mercados y autoservicios con pescados como la corvina, pero a diferencia de este, la tilapia mantiene una mayor estabilidad de precios, pues no está atada a estacionalidades.

Según Marín, el consumo local se ha incrementado en un 15%.“Estamos seguros que seguiremos creciendo. En los autoservicios, en los mercados, cada vez hay más demanda”, dice.