Dennis Rodriguez P. / Corresponsal en Bogotá
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 0
No 1

El TLC tiene ganadores y perdedores

En mayo del 2012, el Presidente de Colombia etiquetó el Tratado de Libre Comercio (TLC), que su país firmó con EE.UU., como "una gran oportunidad". Doce meses después, en el primer aniversario de la puesta en vigencia del acuerdo con la primera economía del planeta, Juan Manuel Santos hizo un balance que se apresuró en considerar como positivo.

En particular, destacó que 775 empresas colombianas consiguieron exportar por primera vez sus productos al mercado estadounidense, que es de largo el primer socio comercial de este país. También ponderó que unos 200 artículos, entre los cuales se incluyen frutas como la curuba (taxo), guanábana y chirimoya llegaron a los consumidores de EE.UU.

Con más cifras en la mano, el ministro colombiano de Industria, Comercio y Turismo, Sergio Díaz-Granados, destacó que los TLC aumentan el comercio y la inversión, pero no son inmunes a las crisis globales. Precisamente, los datos del oficial Departamento Administrativo Nacional de Estadística han revelado que las exportaciones colombianas a EE.UU. se redujeron en un 8% entre mayo del 2012 y febrero del 2013, en especial por la baja demanda en petróleo, flores y café.

Y según el sitio web del diario económico Dinero, en el 2012 las ventas de EE.UU. a Colombia alcanzaron los USD 16 400 millones, es decir, un aumento del 15% con respecto al 2011.

Juan Camilo Rojas señaló a este Semanario que "todo acuerdo comercial tiene ganadores y vencedores". En el caso de Colombia, los primeros incluyen al sector de la industria. Entre los segundos, se hallan los agricultores.

El analista de Correval, sociedad comisionista de la Bolsa de Valores de Bogotá, también anotó que "el balance del primer año del TLC no es tan positivo para Colombia, como en principio se esperaba". ¿Las causas? "La coyuntura económica mundial no nos favoreció. Eso impidió que las empresas colombianas pudieran exportar todo lo que tenían planeado hacia EE.UU.". Y agregó: "El hecho de que las ventas al mercado estadounidense no fueran las esperadas también se ha reflejado en la caída de la producción industrial a nivel local. Desafortunadamente, la demanda mundial no ha estado tan fuerte".

En tanto que Héctor Hernández, analista y director del portal económico Primera Página, explicó que "como todo proceso que empieza, conviene darle tiempo" al TLC sellado entre Washington y Bogotá. "Un acuerdo comercial no es una competencia para saber quién gana más, sino que implica la apertura de nuevos mercados".

El diario bogotano El Espectador concluyó que EE.UU. "sí ganó" y de manera clara en el primer año de vigencia del TLC con Colombia. Los datos publicados por el rotativo reseñaron que las exportaciones estadounidenses al país cafetero aumentaron en un 14% . Y uno de los productos que registró un mayor crecimiento fue el arroz, puesto que las ventas de la primera economía mundial de la gramínea subieron hasta USD 58 millones de los USD 4 millones del año precedente. También se multiplicaron las ventas estadounidenses de gasolina, de aeronaves civiles, artículos del hogar y computadoras.

Adicionalmente, Proexport, la corporación que promociona las ventas colombianas al exterior, efectuó su balance. Entre las 775 empresas que exportaron por primera vez a EE.UU., 597 son parte del sector de manufacturas e insumos básicos, en tanto 92 corresponden al rubro de las confecciones, 81 al ámbito agroindustrial y otras 5 al de servicios.


Del lado de EE.UU.
Historia de éxito. 
El presidente del Comité de Finanzas del Senado de Estados Unidos, el demócrata Max Baucus, aseguró que el Tratado de Libre Comercio con Colombia debe ser catalogado como una "historia de éxito".

De norte a sur.  Baucus recordó que las ventas estadounidenses a Colombia subieron en un 20%.