Holger Ramos B.
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 2
No 0

Torres Torres: consolidó el negocio del comercio exterior en 26 años de operaciones

Pablo Torres recuerda su época de alumno en la Escuela Superior Politécnica del Litoral (Espol) en 1986. Realizaba sus estudios en Ingeniería Electrónica, pero buscaba una forma de obtener sus propios ingresos. Su padre lo recomendó con un agente aduanero y fue así como incursionó en el comercio exterior.

“Entender cómo funcionaba la aduana en esa época da una idea del potencial que existía para mejorar los servicios a los importadores”, dice Torres. Comenta que las cargas llegaban por bultos, no había contenedores y existía mucha burocracia. “Los servicios que ofrecían los agentes aduaneros tampoco tenían un patrón definido y el importador nunca sabía cuánto tiempo pasarían sus cargas en bodega”.

Luego de 26 años, el gerente consolidó el Grupo Torres & Torres como operador logístico de comercio exterior. El grupo tiene otras empresas. Ciateite, que se enfoca en el transporte y distribución de mercaderías; Torrestibas, se encarga de la manipulación de cargas, y Tolepu, es una consolidadora de carga internacional.

Esta última tiene convenios con cinco operadoras internacionales, dos son multinacionales, como Embassy Freight y Miq Logistics. Torres & Torres facturó USD 11,4 millones en el 2011.

Torres obtuvo su credencial de agente aduanero en 1988, a los 23 años. Se independizó y con su padre, Carlos Eduardo, y sus hermanos, Pedro y Carlos, se dedicó a la actividad. Su oficina era un cuarto en la casa de sus padres (sur de la urbe).

Entre las primeras estrategias que desarrolló Torres estuvo estandarizar los precios de los servicios. Esto generó seguridad en sus clientes. “Realizábamos todo el monitoreo de la carga personalmente, desde que llegaba al puerto hasta la entrega”.

El crecimiento hizo que ampliaran sus oficinas. Torres comenta que se tomó un piso de su casa y en 1995 constituyó la empresa Torres & Torres. Allí trabajaban 25 colaboradores. Los servicios que ofrecían eran importaciones de consumo, temporales, depósitos aduaneros y transporte. Tenían una flota de seis tractocamiones y contrataban a otros, de terceros.

La obtención de la norma de calidad ISO 9002 en el 2002 fue importante para definir y estandarizar los procesos.

Una línea de negocios importante representó la asesoría ‘in-house’, donde especialistas en comercio exterior de Torres & Torres asesoraban a firmas locales y externas. Entre otras, Ambev, Grupo Wong, Bristol Myers, Quifatex.

Torres & Torres tiene la certificación BASC, otorgada por la World Basc Organization de EE.UU., desde el 2005.

Mónica Valle es la jefa de Importaciones de Cartimex, una empresa de tecnología. Dice que trabajan con Torres desde el 2006, en lo relacionado con el despacho de aduanas y el transporte interno de mercaderías. “Solucionan problemas legales y ofrecen un servicio integral”.

Otro factor importante es la formación. En Torres & Torres existe una escuela de comercio exterior, que funciona como semillero. En tres meses ofrecen clases de legislación tributaria, nomenclatura, comercio, logística... “Los alumnos que aprueban el curso y muestran aptitud para este trabajo, son contratados”.

Maritza Viera, coordinadora financiera de Indusur, comenta que llevan 20 años de relaciones comerciales con este grupo empresarial. “Se involucran de forma positiva con sus clientes y siempre están creciendo con tecnología e innovación”.

Torres & Torres tiene oficinas en Guayaquil, Quito, Tulcán y Huaquillas y una fuerza laboral de 450 personas.