Toyota prevé invertir cerca de USD 50 millones en cinco años para acelerara la investigación sobre inteligencia artificial. Foto: AFP

El programa podría extenderse a casi un tercio de la plantilla que trabaja en la empresa matriz del fabricante de automóviles, que tiene a unas 72 000 personas en nómina. Foto: Archivo AFP

Agencia EFE
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 5
No 0

Toyota prepara un plan para que 25 000 de sus empleados trabajen desde casa

9 de junio de 2016 10:14

Toyota Motor planea introducir un sistema de teletrabajo este verano para permitir que unos 25 000 empleados desempeñen gran parte de sus cometidos desde casa de cara a mejorar la conciliación entre la vida laboral y la familiar, según se anunció hoy, 9 de junio.

El líder mundial del automóvil negocia en estos momentos las condiciones del plan con los sindicatos, con el objetivo de ponerlo en marcha a comienzos de agosto, confirmó hoy a Efe una portavoz de la empresa.

El programa podría extenderse a casi un tercio de la plantilla que trabaja en la empresa matriz del fabricante de automóviles, que tiene a unas 72 000 personas en nómina.

La medida afectará a personal que lleve más de cinco años en Toyota y trabaje en la sede que la empresa tiene en Aichi (centro de Japón) dentro de los departamentos de recursos humanos, contabilidad o ventas, además de algunos empleados en I+D y otras áreas de ingeniería, detalló el diario nipón Nikkei.

El plan permitiría que estos trabajadores trabajaran con un ordenador desde casa la mayor parte del tiempo, hasta el punto de que solo les resultaría necesario estar en la oficina un mínimo de dos horas a la semana.

Para prevenir cualquier tipo de filtración de datos la compañía destinará a los empleados del programa equipos informáticos que solo funcionan como clientes que dependen de un servidor central.

Toyota espera que este sistema de trabajo flexible le ayude a retener capital humano cualificado y experimentado, ya que por ejemplo permitiría a los empleados varones dedicar más tiempo a sus hijos y ayudaría a que las trabajadoras no abandonen sus puestos tras casarse o dar a luz (una costumbre muy extendida en Japón).

También ayudaría a reducir el número de empleados que renuncian a sus trabajos para cuidar de sus progenitores ancianos, un problema común en el país asiático debido a la alta esperanza de vida y cada vez más creciente por el envejecimiento poblacional.

Japón está aún lejos del nivel en cuanto a teletrabajo de países como Estados Unidos, donde algunas grandes empresas (especialmente las de los sectores tecnológicos) ya permiten que entre un 10 y un 20% de sus plantillas trabajen a distancia.

Sin embargo, un reciente sondeo del Ministerio japonés del Interior y Comunicaciones muestra que la proporción de empresas niponas que permiten el teletrabajo pasó del 2% en 200 al 11,5 en 2014.