placeholder
Los organizadores del encuentro esperan la llegada de unos 5 000 visitantes. En la localidad funcionan cerca de 180 talleres. Foto: Cortesía

Los organizadores del encuentro esperan la llegada de unos 5 000 visitantes. En la localidad funcionan cerca de 180 talleres. Foto: Cortesía

La tradición de estos muebles se potenciará con una feria

31 de julio de 2017 16:13

Huambaló tiene hoy en día cerca de 15 000 habitantes. En esta población de Tungurahua cerca de la tercera parte de sus miembros se dedica al diseño, fabricación y comercialización de muebles.

Es una actividad tradicional que data de hace cerca de 70 años, pero que desde la década de 1970 se convirtió en una actividad que genera un movimiento económico relevante. Para potenciar esta pequeña industria, se cumple cada año la Feria del Mueble y de la Productividad. La edición del 2017 será de 11 al 13 de agosto en el recinto ferial Junta del Agua Potable Huambaló. Los organizadores del encuentro esperan la llegada de unos 5 000 visitantes.

En la feria se desplegarán 49 stands. 43 serán para exhibición de muebles que incluyen juegos de sala, comedor y dormitorio, con acabados de primera.

La feria también tendrá espacios para la promoción gastronómica de Huambaló. Los visitantes podrán degustar de la comida típica del lugar; otros dos stands se instalarán para mostrar la producción agropecuaria del sector, según un comunicado del comité organizador de la feria.

La exposición cuenta con el apoyo del Gobierno Parroquial de Huambaló más el respaldo del Municipio de Pelileo, Conagopare y el Gobierno Provincial de Tungurahua. Carlos Ramos, Presidente del Comité Permanente de la Feria de Mueble Huambaló 2017, explica que el evento se mantiene como la principal vitrina del mobiliario local.

Edwin Mena, uno de los promotores de la feria, cuenta que a diferencia de otras tradiciones del país, la elaboración de muebles se mantiene vigente en las nuevas generaciones. “Hoy los jóvenes de Huambaló estudian y se especializan en el diseño de muebles para continuar con el trabajo que empezaron sus padres y abuelos en el siglo pasado”.

Según Mena, la producción de muebles atraviesa hoy en día una transición entre lo artesanal y lo industrial. “En ese cambio las nuevas generaciones juegan un pape relevante”, dice Mena.
En la actualidad, los productores de muebles de esta localidad atraviesan una serie de desafíos. Uno es capacitar a los pequeños empresarios para que mantengan los niveles de calidad y expandan su oferta a nuevos mercados.

Un segundo desafío es implementar sellos de calidad. Esto, reconoce Ramos, permitirá internacionalizar la marca Huambaló en el mediano plazo.

En la actualidad, esta parroquia tungurahuense suma cerca de 180 talleres y 60 almacenes que promueven esta tradición.

Ana Sandoval, miembro del Comité Permanente de la Feria de Mueble Huambaló 2017, ofrece detalles sobre los planes que tienen los productores. Ella cuenta que la gestión de marca es una herramienta imprescindible para ganar mercado. “Huambaló requiere aplicar un verdadero posicionamiento, promoción, identidad, imagen y capital. Estos son componentes del éxito para cualquier tipo de empresa o modelo de asociatividad”.

Sandoval recuerda que la feria del mueble se creó hace 21 años, pero hoy los clientes exigen cambios. Por eso es necesario identificar las fortalezas que tienen los muebles para posicionarlos ante los consumidores.