El 80% de las empresas son familiares en el Ecuador, según expertos. Foto: Mipropiojefe.com

El 80% de las empresas son familiares en el Ecuador, según expertos. Foto: Mipropiojefe.com

Sara Oñate
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 4
No 1

La transición generacional, uno de los principales desafíos de las empresas familiares

19 de junio de 2015 17:11

El debate alrededor de las empresas familiares se ha abierto en las últimas semanas sobre todo por el proyecto de Ley de Redistribución de la Riqueza o Ley de Herencias que propuso el Ejecutivo.

Empresarios y ciudadanos reclamaron el archivo de la ley al considerar que se busca castigar el éxito económico y a las empresas familiares, a punta de impuestos que los califican de "excesivos" y "confiscatorios".

De su lado, el presidente Rafael Correa defiende el proyecto de Ley argumentando que se busca combatir la pobreza y la desigualdad en Ecuador

Para Johannes Ritz, director para América Latina de Courage Partners, las empresas familiares son importantes a nivel mundial porque generan empleo, productividad e innovación. En el Ecuador el 80% de empresas son familiares; y según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), ellas generan entre el 60% y 80% de empleos alrededor del mundo.

El experto señala que la situación de las empresas familiares a nivel regional, incluido Ecuador, es que la mayoría son relativamente jóvenes, de segunda o tercera generación, en comparación con Europa. Por ejemplo, dice Ritz, en Alemania algunas empresas están por la novena o décima generación, son empresas que llevan 200 o 250 años trabajando exitosamente.

¿Una empresa familiar tiene ventajas por sobre una que no lo es?

El Director para América Latina de Courage Partners menciona que existen ventajas y desventajas que los empresarios deben conocer y manejar.

Una de las ventajas es la perspectiva a largo plazo, el compromiso con la empresa, sin embargo agrega que el tema familiar se puede complicar al momento en que se mezclan emociones de la familia con el negocio. “Cuando llevamos los problemas del negocio a la casa, cuando cenamos y hablamos del trabajo, cuando confundimos los roles de padre e hijo y jefe y empleado, cuando contratamos a gente de la familia solo porque son cercanos y no porque están calificados para ese puesto, esos y más factores dificultan el manejo de la empresa”, dice Ritz.

Para sobrellevar estos conflictos es necesario generar conciencia de la situación, hay que tener los roles y las estructuras claras, y establecer reglas.

Ritz menciona otro desafío que enfrentan las empresas familiares: la transición generacional, “a veces los hijos no quieren saber nada de la empresa, en otros casos los padres no lograron motivarles o incentivarles a que se interesen en el negocio”.

Para este investigador de empresa, es clave que la empresa familiar tenga una transición a familia empresarial, que implica tener una visión clara del emprendimiento a largo plazo, tener un espíritu emprendedor y traspasarlo a la próxima generación. De esta manera se logrará que esa generación no solo aporte al negocio sino que surjan nuevos emprendimientos para crear más empleo, producción e innovación. El papel de las nuevas generaciones, según Ritz, es seguir innovando y aportando.

Este tema se lo abordará de manera más profunda en la I Cumbre Internacional de Empresas Familiares en Ecuador, que se realizará este lunes 22 de junio en Quito; el 24 en Guayaquil y el 25 en Cuenca. Más información de la Cumbre lo puede encontrar en su página web.