placeholder

Tres Parques industriales para Quito

La industria en Quito representa cerca del 10% de los establecimientos económicos que existen en la capital (99 952). El resto pertenece al comercio y servicios, según datos del Censo Económico realizado por el Instituto Ecuatoriano de Estadística y Censos (INEC).

La industria en la urbe se centra principalmente en el sector manufacturero, que a su vez se subdivide en metalmecánico, alimenticio, químico farmacéutico, maderero de terminados y textil. Estas empresas emplean a 77 171 personas.

La Cámara de Industrias y Producción de Pichincha (CIP) indica que los ingresos generados por establecimientos manufactureros en el 2010 sumaron USD 365,10 millones, generando además USD 51,77 millones en impuestos.

"Eso quiere decir que tenemos una industria potente en cuanto a ingresos y a empleabilidad en Quito", complementa Eduardo Dousdebés, secretario metropolitano de Desarrollo y Productividad.

El funcionario explica que Quito es una de las ciudades con menor tasa de desempleo, pues existe un sector productivo equilibrado y una industria potente con un número importante de empleos.

Estos datos, dice, pertenecen a la industria local, sin considerar las inversiones extranjeras, recalca.

Dousdebés indica que el sector industrial ha perdido peso. Luego de la crisis económica de 1999 hubo un debilitamiento y un reposicionamiento del comercio en Quito. Los empresarios prefirieron importar productos y no elaborarlos. Por ello, ahora más de 80 000 centros económicos son comerciales.

Este menor desarrollo industrial y el crecimiento de la ciudad ha dejado a las fábricas atrapadas en zonas residenciales que se han expandido en los últimos años. Es común observar fábricas en las principales avenidas que conectan a la ciudad. En ese sentido, de las 10 450 empresas instaladas en el Distrito, 372 son industrias ubicadas en zonas urbanas como Carcelén, Calderón, San Bartolo, Quitumbe, Guamaní, etc.

Estas empresas generan conflictos con quienes viven alrededor de estas construcciones. El ruido y la contaminación son parte de las afectaciones.

Por ello, El Municipio de Quito está trabajando en el proyecto Q, que busca un reordenamiento del sector en parques y zonas industriales, para que estas empresas se ubiquen en un sector específico. Para ello hay tres zonas industriales: Turubamba, Itulcachi y Calacalí.

Dousdebés indica que el Cabildo no puede pedir a las empresas que salgan de la zona urbana. "La responsabilidad no ha sido solo de los industriales sino del Municipio, que permitió que se mezcle las zonas industriales y urbanas. Lo que hacemos ahora es ordenar adecuadamente y promover el suelo industrial".

Ante esta idea de cambio, la CIP menciona que las empresas piden que el traslado los parques industriales vaya acompañado de seguridad, estímulos tributarios y un tratamiento especial para el uso del suelo.

Christian Riofrío, director ejecutivo de la Asociación Ecuatoriana de Industriales de la Madera, concuerda con esta versión y señala que las zonas industriales que plantea el Municipio apenas están definidas, pero no tienen infraestructura, aunque reconoce que el Cabildo no se ha precipitado, por ejemplo, pidiendo una expropiación. Además reconoce que la migración de las industrias a otras zonas es un tema inminente.

El Municipio, como parte del plan de construcción de los parques, junto con la Secretaría Nacional de Educación Superior instalará institutos técnicos en las tres zonas industriales.

Allí se impartirá una educación teórica-practica en beneficio de los jóvenes de la zona.