Redacción Quito
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 14
No 2

Tres socios ponen a rodar a la comida mexicana

En ciudades de Estados Unidos, cuando el camión de los helados aparece por alguno de los barrios, los niños se emocionan y se aglutinan a su alrededor para conseguir la golosina que este distribuye. La idea -no tan novedosa- es llevar el producto hacia el cliente. Pero el valor agregado es que los alimentos sean de alta calidad.

Esta estrategia inspiró a tres emprendedores a implementar su negocio. Luego de verificar qué tipo de alimentos tenían mayor aceptación en el mercado capitalino apostaron por fabricar un "food truck" (camión de comida).

Así, Xavier Almeida, Carlos Portero (quiteños) y Gianni Suasnavas (guayaquileño) iniciaron su negocio gastronómico motorizado, especializado en comida mexicana. Almeida y Suasnavas se conocieron mientras estudiaban en la Universidad Católica de Quito; Portero, de la Universidad de las Américas (UDLA), se unió para el proyecto.

Estos profesionales en agroindustrias, negocios y administración, aún trabajan para diferentes compañías, sin embargo se abrieron un espacio para su iniciativa.

Para cumplir su objetivo, a finales del año pasado, invirtieron unos USD 35 000. El monto sirvió para la compra e implementación de un camión.

Para conseguir su objetivo diseñaron una pequeña cocina que debía caber en el remolque del automotor. El lugar tenía que contar con equipos que mantengan calientes los alimentos precocidos, un lavabo y una refrigeradora. Luego de seis meses de fabricación, y con la ayuda de una metalmecánica, consiguieron su objetivo. Así, en julio pasado nació Pinche Burro, un restaurante rodante que ofrece burritos y nachos, acompañados de bebidas gaseosas.

El camión de Pinche Burro se moviliza en el sector del parque La Carolina (norte de Quito), entre las 11:00 y 19:30. Antes de movilizarse dentro de esa zona anuncian el lugar específico a través de sus cuentas de Facebook y Twitter.

El restaurante móvil circula por ese sector debido a que busca cautivar a oficinistas en la hora de su almuerzo. Aunque los fines de semana su target cambia y acuden a eventos familiares y corporativos. En estos meses, el promedio de facturación mensual asciende a USD 4 500.

Gonzalo Aguilar, propietario de la empresa Macrosonido, que ofrece servicios de amplificación, contrató a Pinche Burro para una fiesta de cumpleaños a finales de julio. Aguilar destaca el buen servicio que ofrece y el sabor de la comida. Mientras que la empresa Alpina ha contratado sus servicios por varias ocasiones. Pinche Burro ha estado presente en mañanas deportivas de la empresa.

La preparación

La cocción. Todos los alimentos son precocidos en su base de operaciones, que está ubicada en Cotocollao (norte de Quito).

La producción. Preparan unos 100 burritos diarios; 400 el fin de semana.