Las mujeres muestran a los turistas de la Sierra, cómo utilizar una molienda de caña típica de la nacionalidad. Foto: Juan Carlos Pérez / LÍDERES

Las mujeres muestran a los turistas de la Sierra, cómo utilizar una molienda de caña típica de la nacionalidad. Foto: Juan Carlos Pérez / LÍDERES

María Victoria Espinosa (F)
Contenido Intercultural
redaccion@revistalideres.ec
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 10
No 0

El turismo con la identidad de Tolón Pelé

19 de July de 2015 14:50

Santo Domingo 25 mujeres tsáchilas son las encargadas de este proyecto turístico. Ahí los turistas disfrutan de las tradicionales viviendas, comida y rituales típicos de la etnia. 

Tolón Pelé cambió el rol de la mujer en la cultura tsáchila. Hace seis años, 25 emprendedoras se asociaron para crear una microempresa comunitaria de la nacionalidad. Albertina Calazacón, líder del proyecto, recuerda que en los inicios había temor entre sus compañeras, porque culturalmente las mujeres tsáchilas se dedicaban a las labores domésticas y para ellas el turismo era algo nuevo.

Por ello, mientras construían las cabañas tsáchilas, que servirían de hospedaje para los turistas, ellas se capacitaron en atención al público, inglés básico, manipulación de alimentos, entre otros.

El 11 de noviembre del 2009, Tolón Pelé abrió sus puertas. “Estábamos nerviosas, nos daba recelo atender a los turistas”. Actualmente, la situación es diferente. Ellas muestran una sonrisa y se sienten orgullosas de vestir la indumentaria tsáchila y de enseñar su cultura.

En Tolón Pelé, que significa árbol sagrado en el idioma nativo tsa’fiki, se puede hacer recorridos por el bosque tsáchila. Con la compañía de una guía, los visitantes pueden conocer lugares mitológicos de la etnia.

Una de ellas, Sonia Calazacón, relató a unos turistas que los árboles milenarios fueron chamanes que se enterraron en el bosque y que por su sabiduría se convirtieron en parte de la naturaleza.

Uno de estos es Tolón Pelé, que mide 62 metros de altura y tiene 350 años de vida. “Mi padre, que fue un chamán reconocido, nos dijo que este era el nombre adecuado para rendir tributo a nuestra nacionalidad”, explica Albertina Calazacón.

El proyecto cultural, turístico y comunitario Tolón Pelé nació con la ayuda económica del Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES), la Prefectura, el Municipio de Santo Domingo y de los 30 tsáchilas que se asociaron.

El monto de cofinanciamiento institucional fue de USD 122 179 para infraestructura, zonas de capacitación y materiales para la elaboración de artesanías. Los socios de la empresa financiaron USD 42 122,85 en terreno, mano de obra y materiales que se encontraban en la zona.

25 mujeres y cinco hombres se encargaron de construir siete cabañas para hospedaje, un restaurante, una sala de eventos y un pequeño museo, en donde el turista puede observar las casas típicas tsáchilas, los telares, los rituales chamánicos, las moliendas y las plantas. “Las mujeres no cumplimos con un rol específico. Todas hacemos desde el mantenimiento hasta la atención al cliente”.

Albertina asegura que de a poco lograron que Tolón Pelé se diera a conocer. La facturación anual del emprendimiento es de entre USD 18 000 y 25 000, en promedio, al año. La ganancia es repartida entre los socios. “Con lo que gano puedo aportar en mi hogar y darle una mejor educación a mis hijos”, opina Sonia Calazacón.

Para la turista suiza Nathalie Zuber, Tolón Pelé es un lugar para conectarse directamente con la naturaleza y las costumbres ancestrales de los pueblos indígenas de Latinoamérica. Según Albertina, entre junio y agosto se reciben entre 300 y 500 turistas nacionales. Mientras que, desde septiembre hasta diciembre, existe una mayor afluencia para las visitas desde Estados Unidos, Europa y los países vecinos como Colombia y Perú.

Hay turistas que visitan el lugar por la gastronomía típica, como el ayampaco (pescado cocinado en hojas de plátano) o los mayones asados (pincho de gusano).
El quiteño Javier González visitó Tolón Pelé con su hijo Carlos, de 10 años. “Vinimos porque le están enseñando las etnias en la escuela y quiero que las conozca de primera fuente. Es una suerte que tengamos una nacionalidad viva y que los jóvenes no tengan que aprenderla por dibujos”.

El prefecto Geovanny Benítez afirmó que el emprendimiento tsáchila es una puerta en la provincia para el turismo nacional e internacional. Por ello, para este 2015, se tiene previsto que se arregle la vía hacia Tolón Pelé.