placeholder
Según cifras del Ministerio de Turismo, la llegada de extranjeros a Ecuador fue de 1 560 429 en 2015. Foto: Archivo Líderes

Europa es uno de los continentes con más turistas. Foto: Archivo Líderes

Turismo ‘low cost’ crecerá en América Latina por el cambio de ciclo económico

13 de abril de 2016 12:40

La década 2005-2015 fue la era de oro para el turismo de América Latina. El número de latinoamericanos que comenzó a viajar por turismo, dentro de su país, en la región o a Europa, se multiplicó varias veces. El crecimiento económico y el aumento de conexiones aéreas, y bajada del precio de los boletos, ha provocado un cambio de la percepción social del turismo que pasó de ser un lujo a una hábito en las emergentes clases medias.

No por casualidad los turistas de la región, como brasileños, peruanos, colombianos o mexicanos, eran considerados como clientes vips en Europa o Miami. Gastaban muchos en ocio y en compras. Han sido años de vino y rosas que, sin embargo, han llegado a su fin por la caída de la mayor parte de las monedas regionales frente al Euro. ¿Estamos ante una caída del número de viajeros?

La experiencia en otros mercados, como Europa, dice que no. El número de viajeros suele aguantar bien las crisis, aunque el perfil de consumo cambiará. De viajar como “nuevo ricos” sin reparar en gastos, se pasará a viajero “cuidadoso” o de “low cost” que lo habitual en Europa, uno de los continentes con más turistas. Con crisis se viaja igual, pero se mira el coste más que nunca. El perfil del turista regional caminará hacia una transformación cada vez más rápida en este sentido en los próximos trimestres. El objetivo es seguir viajando, pero con el presupuesto ajustado a la realidad.

1-Viajeros pegados al celular
Los smartphones puede ser un gran aliado para los viajeros tanto por su utilidad como por el potencial para ahorrar dinero. Plataformas como Uptodown ofrecen apps que sirven de guías de viajes (gratuitas), para localizar señales wifi gratis, o para comparar precios. Información es poder, y poder es ahorro.

2-Preparación 100% online
La crisis ha terminado con la mayor parte de agencias de viajes física en Europa, donde el negocio se mueve ya online al ofrecer mejores servicios y precios más competitivos para los usuarios. Y dentro del universo del turismo online los metabuscadores como Trabber.com o Kayak ofrecen comparaciones de precios para encontrar la mejor opción en cada viaje.

3-Cazadores de ofertas
Es un nuevo perfil, muy común en Europa, por el cual el destino se decide en base a las ofertas en un momento y no al revés. Tradicionalmente se seleccionaba un destino y luego se comparaban precios. Algunas herramientas online ofrecen esta información en todo momento como Trabber que permite consultar en tiempo real las ofertas más baratas para viajar, sin destino prefijado, desde una ciudad. 

4-Auge del turismo colaborativo
Plataformas como Airbnb o Blablacar en Europa (que permite viajar por todo el continente compartiendo automóvil privado a precios muy bajos) permitirán a los viajeros (sobre todo los más jóvenes) recorrer más destinos por menos dinero. En Europa funcionan muy bien y son seguros.

5-Turistas cuidadosos con las compras

Solo una pequeña parte de los viajeros de compras, aquellos que lo hacen principalmente para ir de shopping, pedían la devolución de sus impuestos en las épocas de vacas gordas. Pero el aumento del valor del dólar y el euro hace que ahora más que nunca merezca la pena informarse de que países ofrecen al posibilidad de recuperar el IVA de los gastos realizados en el exterior. La mayor parte de los países de Europa ofrecen entre un 10-15% de devolución en las compras (ropa, perfumes, electrónicos, etc..) . Más información en http://www.globalblue.com/ y empresas similares.