Carlos Ortega Maldonado (centro) es el rector de la UEES, institución que el próximo año cumplirá 20 años. Foto: Mario Faustos / LÍDERES
redacción guayaquil
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 0
No 1

En la UEES, los alumnos tienen una visión mundial

En 2, 5 hectáreas, en la vía a Samborondón (Guayas), se levanta el campus de la Universidad de Especialidades Espíritu Santo (UEES). Modernos edificios, pisos adoquinados, una terminal de buses propia, un complejo deportivo... acogen a unos 5 000 estudiantes.

Son 1 500 los que estudian en posgrado y 3 500 en pregrado, distribuidos en las nueve facultades, en donde se oferta un total de 25 carreras.

La UEES se sustenta en las artes liberales, dice Manuel Murrieta, director de Desarrollo de la institución. Este modelo no se refiere a las bellas artes, sino a la instrucción de conocimientos generales que debe tener "toda persona libre". Así, existen materias básicas que cursa todo estudiante de la UEES, además de las correspondientes a su carrera. "No educamos tecnócratas, educamos ciudadanos del mundo", dice Murrieta.

Como parte de esa visión globalizada, el bilingüismo es clave. El pénsum de la universidad incluye, de manera obligatoria, materias en inglés para todos los alumnos. Isidro Fierro, decano de la Facultad de Estudios Internacionales, asegura que esto tiene que ver con la internacionalización.

En ese mismo aspecto, se busca que existan profesores que puedan aportar con otras perspectivas. En la facultad que dirige Fierro, por ejemplo, el 60% de los docentes es extranjero.

La interrelación con personas de otras culturas nutre los conocimientos y las capacidades de los estudiantes. Por eso, el estudio de casos a nivel global es un componente en todas las facultades. Otro fuerte es el Centro de Estudios Internacionales (CEI), que se encarga de fomentar el aprendizaje intercultural.

Para Andrea Lozada, coordinadora del CEI, el intercambio con otras universidades del mundo ayuda a los estudiantes a desarrollar otras capacidades que no se aprenden dentro de las aulas.

En las carteleras de la UEES y sus pantallas internas se lee el eslogan de la institución: 'Non progredi regredi est'. Es una frase en latín que significa 'no progresar es retroceder' y que resume la actividad de la institución en sus casi dos décadas de vida. Para ello, la reinversión es importante. Todo excedente se reinvierte en pro del estudiantado.

Este año, por ejemplo, se inició la construcción de un espacio de 2,5 hectáreas. Ahí funcionará un nuevo edificio de posgrado, además de otras facultades e incluso un pequeño centro de convenciones para los eventos universitarios.

El dinero no se destina únicamente a la infraestructura. La compra de equipos avanzados de simulación y aplicación profesional es también un pilar importante. Así, este año la universidad adquirió dos mesas táctiles que cuentan con aplicaciones especiales para los estudiantes. Beneficiarán, sobre todo, a los estudiantes de la facultad de Ingeniería Civil y Arquitectura.

Otra de las inversiones realizadas este año fue para la adecuación de un laboratorio equipado con computadoras Mac para los estudiantes de la Facultad de Comunicación. Así como laboratorios especializados para Medicina. La tecnología permite que los estudiantes desarrollen competencias y habilidades para un dominio sólido de su profesión.

Visión globalizada

Programa de intercambios. El Centro de Estudios Internacionales de la UEES tiene un fuerte programa de intercambio universitario. Los estudiantes pueden cursar un semestre en casi 50 instituciones alrededor del mundo, en países como Australia, Canadá, México, EE.UU., Argentina, Francia, Bélgica, Corea... Según los directivos, esto permite que los estudiantes crezcan no solo profesional sino también personalmente.

Los idiomas. La enseñanza de idiomas es clave para formar profesionales globalizados. El inglés es parte de la malla curricular de todas las carreras. Además, se ofrecen clases optativas de francés, mandarín, italiano, japonés, alemán...

La investigación es un eje transversal de los proyectos

Desde su creación, 19 años atrás, el emprendimiento y la investigación son ejes transversales de la Universidad de Especialidades Espíritu Santo (UEES). Un taller de emprendimiento es obligatorio para graduarse en la institución. Ahí, los alumnos aprenden a armar un plan de negocios y a proyectar sus ideas de manera real.

Por otro lado, la investigación es indispensable. Para ello, se destina un presupuesto anual de USD 1 millón al desarrollo de trabajos de investigación que aporten no solo a la Academia, sino a la comunidad y sociedad en general.

Actualmente, la UEES está desarrollando más de 10 proyectos en sus distintas líneas de investigación. Uno de los más importantes tiene que ver con el estudio cerebral y cardiovascular en una comuna de la provincia de Santa Elena.

Jorge Calderón, director del Centro de Investigación, explica que en estos proyectos participan docentes y estudiantes. El objetivo es que exista una producción científica. Para ello, la UEES otorga fondos no reembolsables de hasta USD 8 000 por cada proyecto. Los alumni (exalumnos) pueden también acceder a estos fondos, presentando sus propuestas.

Como soporte adicional, la institución cuenta con más de 10 bases de datos internacionales a las que tienen acceso sus alumnos, a través de la página web. Además, cuenta con diversas revistas indexadas de distintas universidades.

Los proyectos surgen también en cada facultad. Por ejemplo, la de Comunicación tiene su propia revista, donde los estudiantes desarrollan el contenido.

Otro caso es la de Sistemas, Telecomunicaciones y Electrónica. Antonio Cevallos, decano del área, señala que la facultad posee una "fábrica de software" que ya está dando resultados.

Ahí, pueden colaborar los alumnos de manera voluntaria. Hasta hoy, la fábrica ha desarrollado unos 20 proyectos que se están vendiendo a distintos clientes, entre ellos la operadora Claro. "La idea es que los alumnos pongan en práctica de manera real lo aprendido en las aulas".