placeholder
En la Facultad de Ingeniería en Alimentos trabajan estudiantes y catedráticos. Foto: Glenda Giacometti / LÍDERES

En la Facultad de Ingeniería en Alimentos trabajan estudiantes y catedráticos. Foto: Glenda Giacometti / LÍDERES

En sus aulas se trabaja para apuntalar la productividad

15 de marzo de 2018 07:21

Estudios en mecatrónica, alimentos funcionales, desarrollo agrícola, biotecnología, el sector pecuario, certificación de producción limpia, programas de vinculación con la comunidad y más desarrolla la Universidad Técnica de Ambato (UTA) en sus 10 facultades y 40 carreras.

Son 150 proyectos de investigación en los que trabajan estudiantes y catedráticos de la universidad ambateña.

La investigación que se desarrolla en la UTA está enfocada atender las necesidades de la Zona 3 integrada por las provincias de Cotopaxi, Chimborazo, Tungurahua y Pastaza. “Tenemos investigadores de primer nivel trabajando en proyectos científicos. Desde el año pasado nos mantenemos como el referente investigativo en la Sierra Centro”, dice Freddy Del Pozo, director de Investigación y Desarrollo de la UTA.

Para lograrlo, el centro de estudios trabaja con los sectores productivos, gobiernos descentralizados y la industria local. Pozo explica que existe una correlación entre la investigación, educación y producción, que está ligada a la transferencia de tecnología a las comunidades que los ponen en práctica, y a la innovación tecnológica. El presupuesto anual destinado sobrepasa el USD 1 millón.

Por ejemplo, la Facultad de Ingeniería Mecánica trabaja con el sector carrocero en el diseño de carrocerías más aerodinámicas, así como diseños ergonómicos con el sector de calzado.

En la Facultad de Ingeniería en Alimentos también hay proyectos. Mónica Silva, investigadora de la Facultad, cuenta que hace tres años ganaron un concurso a escala nacional del programa del canje de deuda con España. Se presentaron 30 proyectos y se escogieron cinco, uno de ellos fue de la UTA sobre Fortalecimiento de la Unidad Operativa de investigación y tecnología de alimentos para la investigación, tecnología e innovación para el área de alimentos con el fin de promover el desarrollo de las empresas agroindustriales en la Zona 3.

Con los USD 2 millones del premio más la contraparte de la UTA de USD 300 000 se adquirieron nuevos equipos. Así se estudió lo que sucede con metales como cadmio y plomo a nivel de los cultivos de pasto, frutas, hortalizas y el agua afectados con el polvo volcánico. La idea fue conocer si había la presencia de estos metales en los alimentos y si persistían con la lluvia.

También se trabaja es buscar bacterias que produzcan plástico biodegradable. La idea es utilizar esas bacterias para producir plásticos a partir de fuentes renovables usando los desechos de las industrias lácteas de la zona. . “Las bacterias se alimentan de los residuos y producen plástico biodegradable, explica Darwin Llumigusín, estudiante del centro universitario. La investigación inició hace cuatro meses y está prevista que concluya en ocho meses.

Del Pozo agrega que el año pasado la universidad logró publicar 72 artículos científicos en revistas especializadas. Entre los estudios de impacto en la comunidad científica internacional se encuentran investigaciones relacionadas con el diseño de puestos de trabajo en la fabricación de calzado, el diseño e implementación de un sistema de monitoreo remoto para las instalaciones fotovoltaicas, así como la obtención de nuevos ingredientes funcionales a partir de las proteínas de amaranto y quinua en la elaboración de un alimento funcional.

Estos y otros proyectos de investigación tratan sobre la producción agrícola que hay en la provincia y otros sectores de la Sierra Centro, en donde la UTA tiene puesta la atención.

Esta universidad pública tiene hoy en día 90 catedráticos que se encuentran fuera del país estudiando en universidades postgrados y doctorados a través de becas. El objetivo es que a su regreso, estos catedráticos apuntalen la investigación dentro de este centro de estudios que se alista para celebrar en el 2019 sus 50 años de trayectoria académica en la sierra centro del país.

Datos

16 000 alumnos estudian en la Universidad Técnica de Ambato que tiene 48 años de actividad.
15 proyectos  en investigación se desarrollan en la Facultad de Alimentos a cargo de los docentes y estudiantes en áreas como alimentos de consumo masivo, biotecnología, entre otras.