Miguel Muriel, director de Vinculación con la Comunidad, frente a la Facultad de Ciencias Ambientales de la SEK. Foto: Diego Pallero/ LÍDERES

Miguel Muriel, director de Vinculación con la Comunidad, frente a la Facultad de Ciencias Ambientales de la SEK. Foto: Diego Pallero/ LÍDERES

Pamela García g (i)
[email protected]
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 4
No 0

Universidad SEK: Seis ejes rigen los proyectos de vínculo con la comunidad

17 de May de 2015 16:27

Esta institución académica desarrolla unos 50 proyectos de vinculación con la comunidad y el sector empresarial. Una de estas iniciativas beneficia a más de 4 000 habitantes en Sucumbíos.

La Universidad Internacional SEK del Ecuador forma parte de un grupo de 21 instituciones educativas internacionales, que se caracterizan por el lema: “Hacer bien lo que hay que hacer”.
Esta filosofía es la que impulsa a este centro académico, al desarrollo de más de 50 proyectos de vinculación con la sociedad y el sector empresarial en el país. La ejecución de estos planes supera los USD 250 000.

Estas iniciativas se direccionan bajo seis ejes principales: investigación y desarrollo, apoyo de grupos vulnerables, difusión de la cultura, educación continua, interacción con exalumnos, y consultorios y asesorías a la comunidad.

Como parte de los programas de investigación se destaca su Estación Científica de Limoncocha, en la provincia de Sucumbíos. Esta reúne a 30 investigadores para fomentar la conservación de las especies de la zona y prevenir la contaminación de su laguna desde la década de los noventa.

De este centro se benefician cerca de 4 000 personas, con programas de capacitación en informática, inglés y liderazgo. Así también, la universidad ha elaborado publicaciones de la memoria histórica de los habitantes de la zona.

Felipe López, estudiante de Ciencias Ambientales, señala que trabajar dentro de la estación científica le ha permitido obtener la experiencia necesaria dentro de su campo profesional. “Podemos aplicar nuestros conocimientos para nuestra carrera”, cuenta.

La universidad también cuenta con convenios con instituciones públicas y privadas, para el desarrollo de alianzas estratégicas y programas de capacitación. Uno de estos es con la Cámara de Comercio de Quito. Bajo esta alianza brindan asesorías gratuitas a más de 30 empresas miembros de esta organización.

Gustavo Falconí, estudiante de Seguridad Ocupacional, comenta que gracias a estos convenios pudo acceder a pasantías en estas empresas, para obtener más experiencia. “Realizamos también investigación y asesorías empresariales que nos ayudan a aprender más”, indica el estudiante.

Dentro de sus programas sociales está el trabajo en conjunto con la Fundación Cecilia Rivadeneira para el apoyo a los familiares de niños con cáncer.

Miguel Muriel, director de Vinculación con la Comunidad de la SEK, cuenta que en conjunto con esta organización desarrollaron el proyecto Wayú. Se trata de una microempresa que elabora té y frutas deshidratas, con el fin de apoyar con ingresos a las madres de sectores vulnerables del país.

La universidad les brinda asesorías, capacitación, estudios de mercado, promoción de marca, e investigación para así impulsar estos productos, que esperan exportar próximamente.

Además, la universidad cuenta con un proyecto en la población de San Francisco, en Esmeraldas, donde realiza investigaciones para mejorar las condiciones de vida de los habitantes.

Vanessa Pinto, estudiante de Turismo, trabaja como voluntaria en este proyecto que tiene como fin convertir al turismo en una actividad económica que genere ingresos en la zona. “En este sector se dedican a la pesca de arrastre. Cuando es mala temporada, no generan ingresos, por lo que impulsar el turismo es para ellos una alternativa rentable”, señala.

Otra actividad importante es la Escuela Real Madrid. Esta fundación busca, a través de un proyecto socio deportivo, que los niños tengan actividades lúdicas para alejarse de una iniciación sexual temprana y de malos hábitos como el alcoholismo y tabaquismo.

Alrededor de 200 niños participan de esta actividad en Quito y 60 en Guayaquil. Los menores no solamente juegan futbol, también reciben clases de inglés, informática y matemáticas.
La universidad selecciona a los niños con las mejores calificaciones y se cubren sus gastos de uniformes, refrigerio, chequeos médicos y consejería psicológica. “Una vez al año viajan a España, donde conocen a los jugadores del Real Madrid, como Cristiano Ronaldo”, indica Muriel.

Asimismo, cerca de 200 personas reciben cursos por parte de la universidad, dentro de su programa de capacitación continua. “Hemos generado capacitaciones para manejo de normas ISO, así como la metodología SART (Sistema de Auditoría de Riesgos del Trabajo)”, dice Muriel.