Xavier Montero / Redacción Guayaquil
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 0
No 0

USD 8 millones para captar nuevos clientes

Ransa está preparando el inicio de su noveno año de labores en el mercado local con la construcción de un nuevo centro de distribución. El operador logístico, que es parte del holding peruano Grupo Romero, edifica una segunda planta operativa en el km 22 de la vía a Daule, al norte de Guayaquil.

Con una inversión de USD 8 millones, destinada principalmente a la habilitación de un terreno de 60 000 m2 y la construcción de una nave de 12 000 m2 en la primera etapa, la nueva infraestructura de Ransa se inaugurará entre mayo y junio del próximo año.

Francisco Contreras, principal de Ransa Ecuador, explica que el proyecto se aprobó a inicios de año y fue en mayo cuando se iniciaron las labores. La nueva edificación de la multinacional -cuyos orígenes datan de 1939 y que tiene presencia en Perú, Bolivia, El Salvador, Ecuador, Guatemala y Honduras- es parte de los planes de expansión de la firma a escala regional y que incluyen la apertura de una filial en Colombia para el 2013 y en Chile un año más tarde.

Un operador logístico, según explica Contreras, proporciona los servicios de manejo y distribución de ítems para diferentes sectores. En el país, las operaciones de Ransa se centran en la logística de artículos de consumo masivo.

Los más de 100 clientes con los que cuenta Ransa Ecuador comparten espacio para sus productos dentro de uno de los dos centros de distribución de Ransa, que proyecta para este año USD 11 millones en facturación. Así las empresas se ahorran la construcción y mantenimiento de un centro de almacenaje propio.

El operador logístico combina las fluctuaciones altas y bajas en ventas para generar utilidades. “En este mes, las firmas alimenticias y otras vinculadas incrementan su abastecimiento al mercado dejando vacíos sus espacios en bodega. Estos se aprovechan para almacenar los de otras firmas, y viceversa”, indica Contreras, quien añade que las empresas ahorran en la adquisición de montacargas, equipos de seguridad, transporte de mediano y alto tonelaje, entre otros.

Con sus 420 colaboradores, Ransa opera y distribuye la carga con 33 000 posiciones de almacenamiento para palets (cuyas medidas superan el metro cúbico), entre Quito, Guayaquil, Santo Domingo, Cuenca y Guayaquil. Y de allí a otras ciudades y cantones.

La construcción de este nuevo local propio -en el que operan actualmente, ubicado en el km 14 de la vía a Daule, es rentado- está a cargo de Nicanor Larrea & Asociados.

Alejandro Larrea, gerente de esta firma constructora, explica que uno de los principales retos de la construcción de los galpones ha sido el clima de la Costa. “Son más de 150 trabajadores los que están avanzando en el proyecto antes de que llegue la temporada invernal plagada de lluvias”, indica Larrea. Añade que otro reto ha sido reacomodarse a las nuevas regulaciones gubernamentales en el aspecto crediticio y que ha hecho que sus flujos de efectivo se retrasen.

Contreras, de Ransa Ecuador, comenta que las regulaciones a las importaciones que se han dado en el último lustro fomentó un cambio hacia nuevos horizontes. Su cartera de clientes está compuesta por un 60% de firmas que importan productos y que han disminuido su flujo operativo, por ende, los requerimientos de servicios.

De allí que actualmente, el 40% de sus clientes está compuesto por productores nacionales que buscan ampliar e internacionalizar su oferta. Por eso, el nuevo centro de distribución cuenta con planificaciones para ampliar sus servicios en el campo minero, petrolero,industrial y de manejo de refrigerados.