placeholder

EL VATICANO REVISA SUS FINANZAS

Los 150 cardenales reunidos la semana pasada en el Vaticano para preparar el cónclave destinado a elegir al sucesor de Benedicto XVI examinaron a puerta cerrada las controvertidas finanzas de la Santa Sede, en momentos en que la prensa italiana publicaba más revelaciones candentes sobre el escándalo 'Vatileaks'.

Los purpurados, entre ellos 114 de los 115 electores (falta uno, el vietnamita Jean Baptiste Phan Minh Man) examinaron la situación económica de la Santa Sede y en particular del Banco del Vaticano, centro de tensiones internas que desembocaron en el llamado 'Vatileaks', la filtración de cartas y documentos confidenciales del Papa a la prensa.

Los cardenales a cargo de tres 'ministerios' económicos expusieron ante los purpurados la situación de las finanzas del Vaticano, según el portavoz de la Santa Sede, padre Federico Lombardi. "Fueron intervenciones sintéticas y claras, según el propio sector. Los cardenales estarán a disposición de aquellos que quieran más información y detalles", aseguró.

"No puedo decir nada sobre el contenido de las intervenciones, solo algo general. Pero es obvio que los cardenales pueden hablar entre ellos de ese argumento", reconoció Lombardi. Hace tres años la justicia italiana abrió una investigación judicial contra dos directivos del Banco del Vaticano, que tiene un patrimonio de 5 000 millones de euros (USD 6 500 millones), por violar las leyes italianas sobre el blanqueo de dinero.

La mayor publicación religiosa italiana, Famiglia Cristiana, con un millón de lectores, pidió que el Banco del Vaticano, conocido como el Instituto de Obras para la Religión, se convierta en un 'banco ético' y que salga del sistema financiero mundial.