El auto eléctrico Renault Twizy es uno de los dos modelos que ya se comercializan en el país a un precio de USD 14 990. Tiene una capacidad para dos personas y una autonomía de 100km. Foto:  Eduardo Terán / LÍDERES.

El auto eléctrico Renault Twizy es uno de los dos modelos que ya se comercializan en el país a un precio de USD 14 990. Tiene una capacidad para dos personas y una autonomía de 100km. Foto: Eduardo Terán / LÍDERES.

Redacción Quito & Redacción Guayaquil (I)
redaccion@revistalideres.ec
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 5
No 0

Los vehículos eléctricos quieren arrancar en América Latina

7 de febrero de 2016 14:43

Los autos impulsados por energía eléctrica buscan mercado en la región. Si bien la tecnología se presenta como una alternativa ambiental muy atractiva frente a los vehículos que utilizan combustibles fósiles y contaminan, aún las naciones latinoamericanos están lejos de Europa y Estados Unidos en la compra de estos modelos.

No obstante, países como Ecuador, México, Brasil y Uruguay, entre otros, impulsan ya iniciativas para que estos autos vayan ganando terreno.

Una de las medidas que busca arrancar el mercado de los eléctricos es la exención de impuestos.

En Ecuador, los vehículos de esta tecnología cuyo precio no supere los USD 40 000 están exentos de todo tipo de arancel y si su valor no supera los USD 35 000, tampoco se les cobra IVA e ICE.

Otra medida tomada por el Gobierno ecuatoriano para favorecer el ingreso de más autos de tipo eléctrico es que sus usuarios paguen una tarifa eléctrica diferenciada no menor a USD 0,05 por kilovatio hora, cuando la tarifa regular promedia los USD 0,08. Con estas medidas, se busca que la población aproveche la nueva oferta de energía eléctrica que tendrá el país en este año y que provendrá de las nuevas centrales hidroeléctricas como el Coca-Codo Sinclair, Sopladora o Minas-San Francisco que comenzarían a operar en este primer semestre.

Al mismo tiempo, se busca desplazar el consumo de combustibles que el país importa y subsidia, aunque el subsidio se ha disminuido por la baja internacional del precio del petróleo.

En Ecuador se han presentado para pruebas siete modelos de autos eléctricos de las marcas Kia, Renault, Nissan, Toyota, BYD y Green Wheel. De ellos, al momento se comercializan ya el Kia Soul EV y el Renault Twizy.

Según Sebastián Cornejo, gerente de Mercadeo de Kia Ecuador, el país es el primero de América Latina en donde se comercializa su modelo eléctrico fabricado en Corea del Sur.

Este tipo de vehículos se promocionan para uso en la ciudad. Esto porque su autonomía (duración de la batería) no supera los 170 kilómetros. Es decir, después de esta distancia deben ser recargados. En un domicilio, la recarga de baterías demora no menos de unas cinco horas y aún no existe en el país infraestructura de estaciones de recarga rápida también conocidas como electrolineras o puntos de carga.

En las próximas semanas, se iniciará un plan piloto en Cuenca para determinar en qué sitios de la urbe podrían instalarse este tipo de estaciones de recarga rápida.

Alejandro Furas, consultor del BID en seguridad automotriz, explica que la introducción de los autos eléctricos es una tendencia mundial que aparentemente ha llegado para quedarse.

Reconoce que si bien es una tecnología que se ha venido desarrollando desde hace 20 años, hay señales de que el balance económico y las condiciones de mercado le permite ganar cada vez más adeptos a escala global.

Bajo su perspectiva, América Latina no es la excepción respecto a esta tendencia aunque con iniciativas tímidas comparadas al primer mundo. Existen ejemplos como el de Uruguay que exoneraba de algunos impuestos a autos híbridos y de cero emisiones.

También en Brasil se venden autos eléctricos de última generación como el BMW i3, que planteó un concepto tecnológico totalmente nuevo y reinventó el automóvil para hacerlo eléctrico, detalla Furas.

No obstante estos avances, el especialista reconoce que aún no parece haber una política de toda la región para impulsar de lleno el cambio hacia la tecnología de autos y medios de transporte limpios por dos factores.

En principio, en la región aún hay problemas pendientes que resolver en el sector automotor, como el tema del nivel de seguridad de los vehículos.

Además, para generar una demanda importante de ‘autos limpios’ como en Europa o Estados Unidos es necesario generar los incentivos fiscales y tener una infraestructura que acompañe la tecnología como puntos de carga y de carga rápida para las baterías.

Según la Revista Forbes, a escala mundial, Estados Unidos lidera la lista de los países con mayor número de vehículos eléctricos en circulación, al sumar un total de 245 000 con 22 000 electrolineras.

Adicionalmente, Furas señala que si bien la tecnología de los autos eléctricos es amigable con el ambiente, hay que fijarse si la energía que los alimenta también tiene fuentes amigables.
Si la energía se produce en centrales de generación que también consumen combustibles fósiles, no se estaría ante un sistema limpio de cero emisión sino que se habría trasladado las emisiones a las plantas de generación.

México lidera la demanda en Latinoamérica

Nissan presentó en el país en julio del año pasado su modelo eléctrico Leaf. Este vehículo salió al mercado internacional en diciembre del 2010. Foto: Eduardo Terán/ LÍDERES.

Nissan presentó en el país en julio del año pasado su modelo eléctrico Leaf. Este vehículo salió al mercado internacional en diciembre del 2010. Foto: Eduardo Terán/ LÍDERES.

En América Latina, las experiencias de autos eléctricos se van incrementando poco a poco. El país con mayores avances en la materia es México, pero también hay noticias que llegan desde Brasil, Argentina, Colombia y otros mercados, en los que esta clase de
vehículos gana participación.

Hasta el año pasado, en México se contabilizaban algo menos de 200 vehículos eléctricos rodando por las calles de ese país, según un artículo de la revista Forbes. La diferencia es enorme frente a países como EE.UU., donde se cuentan cerca de 250 000 coches eléctricos de distintas marcas.

Sin embargo, México avanza en la consolidación de una infraestructura para su parque automotor eléctrico. El 28 de enero, las filiales mexicanas de Nissan y BMW anunciaron que invertirán 13 millones de pesos (cerca de USD 710 000), para instalar 150 estaciones de carga para vehículos eléctricos. Estas ‘electrolineras’ serán compatibles con cualquier marca de vehículo, lo que permitirá incrementar la red de carga en ese país. En la actualidad, Nissan calcula tener 230 puntos de carga en distintas concesionarias.

En ese mismo país se dio a conocer otra novedad: La firma alemana Mercedes Benz hizo público su interés de introducir su línea de vehículos eléctricos en los próximos cinco años.
Para consolidar este mercado, las autoridades mexicanas y las empresas del sector automotor han logrado acuerdos que incluyen incentivos, mecanismos de promoción y tarifas eléctricas preferenciales para el uso de los autos eléctricos.

Por ejemplo, los vehículos eléctricos no pagan el impuesto sobre autos nuevos. Además, la Comisión Federal de Electricidad facilita la instalación de medidores independientes en las casa de los dueños de esta clase de autos.

Otro beneficio es la exención de la revisión semestral de emisiones contaminantes; además, existen estacionamientos preferentes, con puntos de carga.

En Colombia, específicamente en Medellín, también hay avances. En diciembre se inauguraron dos puntos de carga para autos, motos y bicicletas eléctricas.

En esa ciudad colombiana, el parque automotor eléctrico no supera las 100 unidades; sin embargo, las autoridades esperan que la activación de nuevas ‘electrolineras’ genere más interés en los vehículos eléctricos.

En Argentina la expectativa se centra en un desarrollo local. El modelo Sero está por salir al mercado -entre marzo y abril de este año- siempre que se elabore una legislación especial. Este vehículo es una iniciativa privada y tendrá un precio que oscilará entre los USD 10 000 y 12 000.

Este modelo hecho en Argentina competirá con marcas como Renault, que en el 2014 introdujo los modelos Kangoo y Twizy.

Otro país de la región que produce autos eléctricos es Brasil. El vehículo fue desarrollado por la hidroeléctrica Itaipú Binacional en asociación con el fabricante multinacional Fiat.

Para Gabriel Tomich, periodista especializado en vehículos del diario La Nación de Argentina, el volumen de ventas es decisivo en la industria automotriz, porque es el que termina pagando la inversión en desarrollo. “Por eso, los autos eléctricos siguen siendo caros y se venden en países con fuertes exenciones impositivas para promover su uso”.

Tomich recomienda que para romper esa dependencia del Estado, los autos eléctricos deben solucionar dos grandes problemas prácticos: la autonomía y el tiempo de recarga de la batería. “Los ingenieros afirman que no falta mucho para resolverlos”.

Las personas de más de 40 años son el ‘target’

El Kia Soul eléctrico fue presentado hace dos semanas. El vehículo de la firma automotriz surcoreana ya se encuentra a la venta en Ecuador. Foto: Archivo.

El Kia Soul eléctrico fue presentado hace dos semanas. El vehículo de la firma automotriz surcoreana ya se encuentra a la venta en Ecuador. Foto: Archivo.

Las compañías aseguradoras de vehículos y los reportes generados por firmas de consultoría de mercado y por grupos de consumidores ofrecen diferentes visiones sobre el perfil del comprador de los vehículos eléctricos. Sin embargo, la mayoría coincide en que los conductores más opcionados de estos vehículos son adultos, en un alto porcentaje hombres y orientados al cuidado de la naturaleza.

Es precisamente hacia este segmento de mercado a donde las marcas apuntan sus ventas y las campañas publicitarias.

Ford, por ejemplo, promociona en Estados Unidos sus modelos de carros eléctricos apuntando a los profesionales que combinan sus cargos de ejecutivos con sus ‘hobbies’ al aire libre.

Sebastián Cornejo, gerente de Mercadeo de la automotriz Kia en Ecuador, indica que el perfil del clientes de sus vehículos es el de ‘una persona joven de espíritu’, que busca promocionar el cambio de movilidad urbana a favor de un mayor cuidado del ambiente. Para este ejecutivo de Kia, firma que presentó hace dos semanas el modelo eléctrico Soul, se trata de “un cambio radical que todos debemos realizar”.

En México, uno de los mercados más cercanos, un estudio sobre tendencias en vehículos eléctricos elaborado por la consultora de mercado DataConsult, en el 2014, halló que el 70% de los compradores de vehículos de este tipo son hombres con cargos ejecutivos.

En España, donde hasta el 2015 los autos eléctricos representaron el 1,8% de las ventas totales de vehículos, una encuesta del portal Seguros.es evidenció que el 82% de los propietarios de vehículos eléctricos son hombres y que, de ese porcentaje, el 86% corresponde a personas mayores de 55 años.

Otro estudio, también elaborado en España y realizado en el 2014 por Acierto, que valora los perfiles de las compañías aseguradoras de ese país, señaló que los conductores son mayoritariamente personas que residen en zonas urbanas.

El reporte añade que los conductores de vehículos eléctricos tienen una edad promedio de 44 años. “Es un público que trabaja mayoritariamente en profesiones liberales, principalmente de directivos, médicos, ingenieros, arquitectos, abogados y profesores”, se detalla en el reporte.

Los datos de ese informe también revelaron que el 70% de los conductores de vehículos eléctricos, en España, contratan la modalidad de seguros a todo riesgo; en tanto que, “solo el 29% de los usuarios de carros convencionales opta por este seguro”.

Al tratarse de un segmento nuevo y cuyas ventas en el mercado recién empiezan, en Ecuador no se han presentado todavía estudios que determinen el perfil específico del comprador de este tipo de automotores.