Leonardo Gómez Redacción Quito / LÍDERES
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 0
No 1

La vida de hogar ahora es 'touch'

Para apagar las luces de su habitación, activar las alarmas o apagar las hornillas de la cocina, Esteban Caiza no necesita estar en su casa. Puede hacerlo a control remoto, desde su teléfono celular, tablet o smartphone.

Lo que Caiza realiza, con la ayuda de la tecnología, se conoce como la automatización de hogares, o domótica. Este sistema permite a los habitantes de una casa controlar digitalmente el sistema de riego de sus jardines, el aire acondicionado, los sistemas de audio y video, las seguridades en las puertas...

La vivienda de Caiza cuenta con un sistema centralizado de gas. Si ocurriera una fuga, el sistema envía un mensaje de alerta a un teléfono celular. "Lo mismo sucedería en caso de incendio o si ladrones intentan forzar las puertas".

En Ecuador, el uso de la domótica no es muy común en hogares, asegura Marcelo Escobar, master en Domótica y representante de ISDE en Ecuador, una empresa española que diseña y fabrica equipos electrónicos de control para viviendas, edificios y alumbrado público.

Una de las principales causas, explica, es el desconocimiento. "Se piensa que son equipos muy costosos cuando en realidad un sistema para el control de luces y persianas cuesta USD 800".

Se puede también instalar controladores de consumo de agua, de energía o de teléfono. En el caso de la iluminación, existen sensores para encender las luces de determinadas habitaciones. "Ese tipo de tecnología, más el control de accesos y control remoto desde el celular, puede costar USD 1 500", explica Escobar.

Eduardo Arroyo invirtió cerca de USD 40 000 para digitalizar su vivienda. "Los botones de encendido, interruptores, cerraduras... todo se maneja desde pequeñas pantallas táctiles instaladas en cada habitación. Cada una cuesta como USD 600. También puedo manejar todo desde un control maestro en el pasillo".

Si falla el suministro de electricidad, este tipo de sistemas puede funcionar con una batería propia por un período de 8 a 12 horas adicionales, pero varía dependiendo del producto.

En el caso de las puertas, Marcelo Moscoso, gerente de Life Style Studio, distribuidor de productos de automatización en Cumbayá, explica que para evitar que lo cerrojos electrónicos queden abiertos por la falta de electricidad siempre es necesario mantener el sistema manual junto al digital. "Una alternativa es tener un generador eléctrico para casos de emergencia", explica.

En cuanto a los edificios que utilizan la domótica, se logra un ahorro de energía de hasta el 30% y 40%. Su utilización es más común sobre todo en edificios ecológicos, aeropuertos y entidades de educación superior.

La Escuela Politécnica del Ejército (ESPE), al oriente de Quito, cuenta con un edificio construido con un sistema electrónico que le permite controlar sus accesos, iluminación, alarmas y cámaras de vigilancia. El Departamento de Eléctrica y Electrónica de este establecimiento de educación superior indica que las alarmas contra incendio de este edificio desbloquea, en caso de presentarse algún incidente, todas las cerraduras y enciende todas las lucen de los pasillos, marcando una ruta de escape.

Los equipos

El origen. Los productos se importan desde España, China y EE.UU.

Los costos. En viviendas, la inversión promedio puede ir desde los USD 800 en adelante, mientras que en edificios la inversión puede variar según el diseño del inmueble y alcanzar cifras equivalentes al 2% de su costo de construcción.