Ilustración de Inimage
Redacción Quito (I)
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 0
No 0

La visión del tiempo afecta el desempeño

Cada vez es más común medir el nivel de felicidad dentro de las compañías. La premisa: "trabajadores con una mayor estabilidad emocional son más productivos y creativos", ha movido a los departamentos de talento humano a buscar ese anhelado bienestar en su plantilla.

Ahora se suma una variable más que puede contribuir en la búsqueda de la felicidad laboral. Se trata de la concepción del tiempo. Esta variable cuantifica la visión de los colaboradores y cómo afrontan sus problemas. Con los resultados se pueden formar equipos de trabajo más equilibrados con procesos más eficientes.

Esta metodología, de acuerdo con los resultados obtenidos, clasifica a las personas y su concepción del tiempo en cinco grupos: pasado negativo, pasado positivo, presente fatalista, presente hedonista y visión de futuro.

En Ecuador, la firma Holística Consultores aplicó este estudio en 300 personas en cinco empresas del país, de sectores como retail, asegurador, manufactura y a estudiantes de maestría.

En el país, explica Édgar Lascano, gerente de la firma, existe una alta incidencia de visión hacia el pasado, debido a un tema cultural. En parte, este aspecto es positivo, porque permite no incidir en los mismos errores cometidos.

Los adultos de mediana edad (35-50) tienen una visión negativa del pasado y un presente fatalista. "Ellos creen que no se puede cambiar el destino y por lo tanto tienen poca visión del futuro", puntualiza Lascano.

Mientras que los adultos jóvenes (25-35 años) miran el pasado de una manera más positiva. Una de las razones, explica el consultor, es que esta generación atravesó problemas de la nación, como la guerra del Cenepa (1995) o el feriado bancario (1999) a edades tempranas, por lo que sus recuerdos son demasiado vagos sobre estos acontecimientos.

Sin embargo, este mismo grupo mira su situación enfocada en un presente hedonista, que implica satisfacción material a corto plazo, que conlleva sobreendeudamiento y en el ámbito laboral, planteamiento de proyectos superficiales y mayor riesgo de procrastinación. Asimismo, la perspectiva de futuro no es tan alta.

Lo ideal, indica el consultor, es buscar un equilibrio en los equipos. "Por ejemplo, en una tarea puede haber desincronización en los tiempos debido a las diferentes visiones y eso afecta en la productividad en las tareas".

Luego del diagnóstico empresarial vienen los correctivos. Con este test, y de acuerdo con los resultados, se emiten recomendaciones.

Mario Pérez, estudiante de la maestría en Gestión de Talento Humano de la Universidad Tecnológica Equinoccial (UTE), realizó este test en unos 25 minutos. Este ingeniero en administración de empresas de 40 años, comenta que las personas que realicen la evaluación pueden "proyectarse mejor al futuro" y tienen la posibilidad de mejorar su desempeño en el ámbito profesional, académico e incluso en la vida cotidiana.

Asimismo, Alejandra Vásquez, coordinadora de Talento Humano en la empresa RVR Transformadores, realizó esta evaluación. Ella comenta que a través de esta prueba pudo notar que tenía una visión de "destino que no se puede cambiar". Con los hallazgos, la profesional de 34 años evidenció que debe "salir de su zona de confort". Gracias a su experiencia, indica Vásquez, el test es ideal para apuntalar a la plantilla laboral.

La evaluación

Modalidad. La prueba es escrita y dura aproximadamente entre 20 y 25 minutos, consta de 54 preguntas.

Los resultados. De 20 a 25 minutos se demora en determinar los hallazgos de la evaluación; luego, se realizan las recomendaciones.

Perspectivas. El test indica en qué tendencia vive el evaluado: pasado (positivo o negativo), presente (fatalista o hedonista) o futuro.

La cultura. La concepción del tiempo varía según cada cultura; las que tienen una perspectiva más equilibrada son más realizadas y productivas, de acuerdo con los estudios.