Caterina Costa, presidenta de la de Cámaras de Industrias de Guayaquil. Foto: Enrique Pesantes / LÍDERES


En el lugar se comercializan barras de chocolate, licor de cacao y otros productos a base de cacao. Foto: Diego Pallero /LÍDERES

Patricia González
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 8
No 0

Una nueva vitrina para las marcas de chocolate orgánico

5 de junio de 2017 14:35


La experiencia de comenzar a exportar siempre es un gran reto para marcas pequeñas. Hace dos años y medio, Tania Molina, propietaria de la marca de chocolates Villakuyaya, tocó las primeras puertas en Nueva York, EE.UU.

“Cuando visitaba las tiendas me preguntaban si tenía distribuidor y broker”, cuenta Molina. Esa experiencia le demostró que la mejor forma de exportar es mediante la asociatividad.

Molina fue la impulsora de un proyecto, del que hoy forman parte ocho marcas: seis de chocolate orgánico, una de licor de cacao y el restaurante y galería de arte La Cuchara de San Marcos.

Se trata de Chocoholic, un espacio donde convergen distintos emprendimientos con la finalidad de promocionar el cacao fino de aroma que se produce en distintas regiones del país.
El proyecto arrancó en febrero y requirió una inversión inicial de USD 1 600 por marca, principalmente para la ambientación y decoración del espacio.

Participan las marcas Minka Organic Dark Chocolate, Mashpi Chocolate Artesanal, Villakuyaya, Perla Organic, Angovi, Conexión y Siuss. Cada una cuenta con un exhibidor en la cafetería de La Cuchara de San Marcos, para la exposición de sus productos gastronómicos.

Visitantes nacionales y extranjeros pueden hallar en este espacio barras de chocolate puro, semi amargo, blanco y con leche; saborizadas con café, sal, uvilla, aceitunas, entre otros ingredientes que le agregan valor sensorial a cada barra de chocolate.
También se comercializan otros productos hechos a base de cacao: pasta, manteca, nibs, licor, bombones, pulpa, miel...

“El propósito es educar a los ecuatorianos sobre el cacao nacional. A cada persona que llega se le brinda una degustación”, comenta Lorena Criollo, propietaria de La Cuchara de San Marcos, establecimiento que administra junto con su hermana Elizabeth Tugulinago.

“Vive una experiencia sensorial”, es el eslogan de Chocoholic. Además de degustaciones regulares, cada marca está a cargo de un evento al mes, en los que se realizan catas y maridajes de chocolate con vino, café, cerveza, quesos e incluso con tabaco artesanal. Los comensales también tienen la oportunidad de degustar postres, elaborados con la marca de chocolate del mes.

“El cacao fino de aroma que se produce en el Ecuador tiene una genética establecida: el cacao floral”, señala la ‘chocolatier’ Idaly Farfán, representante de la marca de licores Siuss.

La región en la que se produce el cacao le otorga además un aroma diferenciador. Chocoholic comercializa chocolates de diferentes provincias del país (Manabí, Los Ríos, Esmeraldas, Cotopaxi) y de la Amazonía.

Los productos son entregados por consignación a Lorena Criollo para su comercialización en el espacio gastronómico y cultural. Los precios son diversos. Desde USD 3 el valor de un bombón de chocolate hasta 20 por un licor a base de cacao.

La Cuchara de San Marcos, es un espacio que rescata la identidad ecuatoriana, en sus distintos ambientes: un restaurante de comida local con versiones vegetarianas, una cafetería que oferta productos orgánicos y una galería en la que se hallan productos artesanales, en su mayoría elaborados con materiales reciclados.

Para Dayhanara Cevallos, de la marca Minka, este espacio les brinda la posibilidad para que los productos se conozcan en el mercado local y extranjero. Criollo calcula que el 40% de los clientes de La Cuchara de San Marcos son extranjeros.

El proyecto está abierto a la inclusión de nuevas marcas, al momento hay dos en evaluación. El proceso de selección está a cargo de Tania Molina, quien aclara que como requisito debe tratarse de marcas de chocolate orgánico, impulsadas por pequeños empresarios, con sentido de responsabilidad social. Por supuesto, deben aprobar una cata.

Datos del lugar

Seis marcas de chocolate orgánico y una de licor de cacao participan del proyecto.
Los productos son exhibidos en La Cuchara de San Marcas, un restaurante y galería artesanal ubicados en el sector de La Mariscal, en la ciudad de Quito.

El proyecto requirió una inversión inicial de USD 1 600 por marca, para la ambientación y decoración del espacio, en el que cada marca cuenta con un exhibidor para sus productos.

Cada mes se realiza un evento especial, a cargo de una marca, que incluye degustaciones de chocolates y postres y maridajes de chocolate con vino, café, quesos, entre otros productos.