Paúl Benavides y Wladimir Morales muestran las tarjetas electrónicas. Foto: Vicente Costales / LÍDERES
Redacción Quito (i)
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 2
No 0

Las viviendas inteligentes son su fuente de innovación

Subir las persianas, automatizar espacios, controlar lo que pasa en la casa desde una tableta o un 'smartphone', o que el hogar se comunique con su dueño, no son cosas de ciencia ficción.

La domótica es una rama de la electrónica que se sustenta en la capacidad de automatizar espacios y, además, es la herramienta de la empresa Mikrodom. Esta compañía, que tiene dos años, se especializa en desarrollar hardware y software, que permite controlar implementos eléctricos en espacios físicos como viviendas, oficinas, edificios, entre otros.

Mediante esta tecnología, la vivienda está en constante comunicación con el propietario ante una eventual emergencia y la controla mediante tecnología GSM e Internet. "Una casa inteligente es autónoma y puede defenderse de posibles inconvenientes", indica Paúl Benavides, gerente de Mikrodom.

La idea de emprender en el negocio nació de dos temas de tesis afines. Wladimir Morales, Paúl Benavides y Santiago Morales, junto con la Agencia de Promoción Económica ConQuito, aterrizaron las bases de esta iniciativa.

El capital semilla de esta innovación fue de USD 25 000, para adquirir activos, equipos e implementos para la generación de tarjetas electrónicas. Los recursos los obtuvieron al ganar el primer lugar del concurso Emprende Ecuador del Ministerio Coordinador de LaProducción, Empleo y Competitividad, 2012.

Mikrodom usa elementos que hay en el país y diseña el hardware desde cero. "Creamos la placa electrónica y después la programación según el gusto del cliente", indica Benavides.

Los principales puntales de la domótica son la seguridad, el confort y el ahorro energético. El sistema se instala en viviendas que están en plena construcción, pero en los próximos meses la empresa espera sacar al mercado un modo inalámbrico para casas ya fabricadas.

El costo básico de instalación del servicio va desde los USD 2 000. "La gente mira este sistema y se automargina a que no se pueden desarrollar estas tecnologías en el Ecuador. Nosotros ya las hacemos", indica Morales.

Rina Benavides, clienta de Mikrodom, cuenta con un sistema de seguridad. Ella envía mensajes de texto con un código alfanumérico para simular presencia en su hogar y evitar robos cuando no está en casa. "Los tomacorrientes también consumen energía. Cuando estamos fuera de casa podemos inhabilitar zonas y ahorrar energía", indica.

Datos adicionales

Los proyectos. La firma cuenta ya con dos proyectos inmobiliarios con el sistema de tecnología domótica en el norte de Quito.

El diseño. El sistema se realiza de acuerdo con las especificaciones del cliente y sus necesidades.

La cifra: USD 2 000 es el precio para la instalación.