placeholder
San Francisco, AFP
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 1
No 0

Youtube es el trampolín de músicos para hacer fortuna

Tras la caída de la red social MySpace, ahora es YouTube la plataforma para generar marcas musicales en Internet, poniendo a menudo el acento más en la imagen que en el sonido.

Aquella particularidad ha sido el ingrediente clave del éxito fulgurante de Psy, Justin Bieber, entre otros. Psy, un surcoreano de 35 años, fue la estrella en su país durante seis años, encadenando discos y videos para su campaña publicitaria. Pero no fue hasta la difusión de su título 'Gangnam Style' en un video de YouTube en el verano de 2012, junto a una coreografía alegre y alocada, que Psy se convirtió en una superestrella.

En seis meses el video se convirtió en el primero en sobrepasar los 1 000 millones de visitas. "La música siempre ha sido un lenguaje universal y YouTube es una plataforma perfecta para construir una comunidad en torno a la energía que constituye la música", afirma Vivien Lewit, directora de colaboraciones musicales en YouTube.

Psy publicó enseguida en YouTube, tras un uso astuto de los efectos publicitarios, el lanzamiento de su último título 'Gentleman', que por ahora ha registrado 275 millones de visitas en la red social de videos.

Según los especialistas, la popular página de videos, propiedad de Google, es una verdadera 'máquina de hacer dinero'. Vive exclusivamente de sus ingresos publicitarios, que comparte con los artistas más vistos. Si bien la página no ofrece datos, las estimaciones indican que Psy habría ganado al menos USD 8 millones capitalizando solamente su video 'Gangnam Style', llamado el baile del caballo.

Y la cuenta de los visionados constituye el grial supremo de los anunciantes, aunque no sea una garantía de calidad."Miles de creadores individuales logran más de USD 100 000", afirma Lewit. El dinero se gana cada vez que un fan descarga un video.

Otro fenómeno es el de Justin Bieber, quien ostentaba los récords de audiencia antes de verse superado por Psy. Su videoclip 'Baby', también esencialmente basado en la coreografía y la imagen, fue visto 900 millones de veces.

Paradójicamente para las discográficas un éxito tal en YouTube no es un mal augurio. Porque también cosechan ingresos a través de publicidad y de la audiencia de los artistas. Este fue el caso de la surcoreana YG Entertainment (Psy) o Island Records (discográfica de Justin Bieber, propiedad de Universal Music).

En total, la industria musical recaudó unos USD 500 millones estos dos últimos años en ingresos publicitarios provenientes de YouTube, precisó la funcionaria de la red Youtube.