placeholder
Redacción Guayaquil
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 1
No 0

En zapatos y patinetas se mueve su emprendimiento

Varios cuadros y algunas pequeñas esculturas se exhiben en el domicilio del guayaquileño David Solís. Todas han sido elaboradas por este joven de 21 años, estudiante de Diseño Gráfico y Producción Audiovisual de la Escuela Politécnica del Litoral (Espol).

En la sala, además de adornos, hay pinturas y pinceles. Los usa para pintar calzado y patinetas que luego comercializa. Vende en promedio USD 150 al mes.

La actividad de pintar fuera de los cuadros surgió en el 2010, luego de que unas amigas le encargaron que pinte tres pares de zapatos, para una campaña estudiantil. “Lo hice y cobré por ello, pero en ese momento no pensé hacerlo como negocio”, recuerda Solís.

Fue en el 2011, que su amiga Nathaly Lopatinsky vio su trabajo y le sugirió emprender un negocio. Ella señala que Solís siempre le ha parecido “una persona muy talentosa”. Por eso, le comentó que debía aprovechar su arte y plasmar su estilo en productos que pueda comercializar.

Así, en septiembre del año pasado, invirtió USD 50 en la compra de pinturas para arrancar con el emprendimiento. “Una ventaja fue que ya tenía muchos de los materiales, debido a que los utilizaba para trabajos estudiantiles”, indica.

La oferta de los zapatos consiste en los productos ya terminados y el servicio de pintura. El primero tiene un valor de USD 26, mientras que si el cliente le proporciona el calzado, el valor es USD 20.

En el caso de las patinetas, ofrece únicamente el servicio de diseño y pintura. Tiene un precio de USD 30 a 45, dependiendo de la complejidad del dibujo.

Lisa Gallegos es una clienta de Solís. Ella adquirió un par de zapatos y afirma que los diseños son originales y creativos.

Agrega que un detalle importante fue que Solís incluyó en el diseño el nombre de Gallegos. “Son productos completamente personalizados y sé que no encontraré nada parecido”.Además, destaca la calidad de los materiales. “No se sale la pintura a pesar del uso que se les dé”.

El emprendedor afirma que una de las materias universitarias que más influyó en sus diseños fue Técnicas pictóricas. Indica que actualmente practica lo aprendido.

Saidel Brito fue quien impartió esta materia a Solís en la universidad. Él lo describe como un joven creativo y trabajador. Dice que “tiene muchísimo talento y se muestra interesado por las artes”.

Afirma que también le dictó clases de Historia del arte. “Es un excelente alumno que posee capacidades expresivas”.