placeholder
Zuckerberg alega que Internet.org beneficia incluso a las operadoras, ya que si su actual negocio consiste en vender planes de datos, la gente primero tiene que saber qué ofrece la red. Foto: Andreu Dalmau/ EFE

Zuckerberg alega que Internet.org beneficia incluso a las operadoras, ya que si su actual negocio consiste en vender planes de datos, la gente primero tiene que saber qué ofrece la red. Foto: Andreu Dalmau/ EFE

Zuckerberg se convierte en una amenaza para las operadoras de datos móviles

3 de marzo de 2015 16:24

Internet.org pretende conectar, gratuitamente, a los dos tercios de la población mundial que no cuentan con acceso a Internet. El proyecto está liderado por Mark Zuckerberg, CEO de Facebook, y su meta es encontrar formas de impulsar la industria para que se conecten personas, no aparatos.

Este 2 de marzo el fundador de Facebook participó en el Mobile World Congress 2015, la feria de tecnología de consumo más importante a escala mundial, que se desarrolla en Barcelona. Allí dio a conocer que trabaja para llevar Internet y comunicaciones alrededor del mundo.

El macro objetivo es conseguir que la gente crezca con la red, con una computadora. Su afán es globalizar esos servicios.

En el portal de Internet.org se explica que la aplicación ofrece servicios básicos gratuitos en mercados donde el acceso a Internet puede ser menos asequible. Esas webs son, básicamente, Facebook, Google y Wikipedia, y es por ello que el proyecto genera polémica.

La lógica de la plataforma iría en contra de la neutralidad en la red, esa política a través de la cual los usuarios eligen dónde navegar.

Hay posturas opuestas al proyecto, como la de Bill Gates, quien considera que Facebook busca “nuevos clientes”, porque en los mercados donde se instaló ya roza el techo de crecimiento. “Es una broma que sea prioritaria la conectividad frente al hambre, la pobreza o el contagio de enfermedades”, disparó hace unos meses el fundador de Microsoft.

Por su parte, Zuckerberg se defiende y alega que Internet.org beneficia incluso a las operadoras, ya que si su actual negocio consiste en vender planes de datos, la gente primero tiene que saber qué ofrece la red.

“Les damos las herramientas para que lo prueben, para que sepan por qué lo necesitan. Una vez conectados, se interesan por más contenidos y deciden pagar por datos”, explicó durante la charla en Barcelona.

Actualmente, el proyecto ya está en marcha en Ghana, Kenia, Zambia, Tanzania, Colombia, México e India. Su misión es penetrar en mercados en donde la conectividad todavía es media, baja o nula.​