placeholder
Tema arturo castillo
lunes 18/08/2014
Incentivos: ¿hay zanahorias para todos?
Incuestionablemente, los individuos necesitan ser estimulados, en reconocimiento a su desempeño laboral. Los problemas giran en torno al cómo, el cuándo y el cuánto. El cómo se refiere a la estrategia, al mecanismo que permita concretar el incentivo. ¿De manera individual? ¿Por áreas o departamentos? ¿Mediante la realización de un evento, a la luz pública, de modo que todo el personal experimente el deseo de también alcanzar el premio? El cuándo tiene que ver con la coyuntura, con el momento adecuado; un incentivo que llega tardíamente pierde efectividad, repercusión emocional. Por último, el cuánto, el más problemático de los incentivos, pues nunca llega a cubrir las expectativas de los aludidos; las empresas generalmente quedan cortas. Además, a ojos de los trabajadores, esta es una feliz ocasión para que la compañía exprese sus afectos y desafectos.
lunes 17/03/2014
Ejecutivos que se desvelan por su empresa
La globalización ha hecho del tiempo y el espacio convenciones relativas. El mercado global trabaja 24 horas, 365 días al año. Y falta tiempo... En ninguno de los hemisferios se duerme a pierna suelta; siempre hay alguien vigilante de las máquinas, del mercado de valores, de la superproducción, del abastecimiento de objetos, de las estrategias publicitarias, de la innovación de los productos.
martes 22/01/2013
Saber escuchar, ¿don o aprendizaje?
Resulta oportuna la diferenciación entre oír y escuchar. Oír es una función sensorial, un reflejo, una respuesta automática a los estímulos sonoros del entorno. Escuchar, en cambio, es un acto deliberado y consciente, un esfuerzo sostenido de atención.
lunes 14/01/2013
Enero, mes de angustias laborales
El mercado laboral es cíclico y caprichoso, más a inicios de año. Por razones operativas y contables, porque el nuevo calendario marca un nuevo punto de partida, enero depara novedades, no siempre positivas.
lunes 12/11/2012
‘La teoría o la práctica en el campo laboral’
Era solo cuestión de tiempo para que las empresas cayeran en la cuenta de que algunos de sus trabajadores estrellas, considerados la reserva de conocimiento, la élite pensante de la organización, no siempre tienen la respuesta para todo; que no son tan buenos ejecutores, que carecen de pragmatismo, de capacidad resolutiva.
viernes 23/03/2012
Equipos, más que la suma de talentos
Según la psicología de la Gestalt, ‘el todo es más que la suma de las partes’. Aplicado este axioma al mundo laboral, para la conformación de un equipo de trabajo no basta con juntar a individuos afines, de talentos más o menos similares, con destrezas en común, bajo el convencimiento de que funcionarán y actuarán como un todo, como una unidad.