placeholder
Mario Astudillo, gerente general, cuenta con una planta moderna automatizada para la elaboración de sus productos que los vende a escala nacional. Fotos: Glenda Giacometti/LÍDERES

Mario Astudillo, gerente general, cuenta con una planta moderna automatizada para la elaboración de sus productos que los vende a escala nacional. Fotos: Glenda Giacometti/LÍDERES

Los productos en metal, su fuerte

15 de agosto de 2017 15:03


Lo que se inició como un pequeño negocio de ferretería e instrumentación técnica es, ahora, una de las empresas importantes en la fabricación de estanterías para supermercados, exhibidores y mobiliario médico. Además, comercializan instrumentos y equipos médicos.

El éxito de Instruequipos, firma ambateña, está en diseñar modelos exclusivos y a la medida de las estructuras metálicas de alta calidad; lo hace cumpliendo estándares internacionales. El año pasado facturó USD 350 000 en sus tres líneas de producción. En la actualidad es un negocio que tiene presencia en Cuenca, Riobamba, Latacunga, Quito, Ambato. Guayaquil, Loja y otras de la Amazonía. Hace seis años abrió una sucursal en Cuenca.

Mario Astudillo Valarezo inició esta compañía familiar y actualmente su hijo, Mario Francisco Astudillo, maneja las riendas. En 1983, su padre administraba la ferretería y distribuía equipos técnicos de la firma Suiza Distécnica.

En su local ubicado en la avenida Las Américas y Abdón Calderón, en el norte de Ambato, ofrecía equipos de topografía, geodésica, mecánica de suelos, laboratorio y hospitalario.

Al disolverse la compañía extranjera pensó que era tiempo de montar su propio taller de construcción de estructuras metálicas, como modulares para equipar almacenes, supermercados, bodegas, micromercados, talleres y plantas industriales. No se equivocó. Con 200 000 sucres de inversión compró materiales de ferretería, la maquinaria y herramientas para la elaboración de las estanterías en forma manual.

La producción se inició con el apoyo de tres colaboradores. Los diseños innovadores permitieron, poco a poco, abrirse campo en un mercado competitivo. Desde entonces, los trabajos metálicos de Instruequipos exhiben los artículos de grandes cadenas como farmacias Sana Sana y Fybeca. Con las firmas trabajaron 10 años.

Con el crecimiento de sus ventas planearon construir una planta más grande en el Parque Industrial Ambato (PIA). Gestionaron un crédito en la Corporación Financiera Nacional y otras entidades bancarias por cerca de USD 150 000. Con los fondos adquirieron el terreno y edificaron la nave y el edificio administrativo.

En el 2010, Mario Francisco Astudillo asumió la administración y dirección de la empresa. Viajó a Colombia donde se especializó en metalmecánica y realizó pasantías en varias empresas.

Esos conocimientos adquiridos durante dos años de estudio, decidió aplicarlos e importó maquinaria automática por USD 60 000 más para lo que hizo otro préstamo. “Hasta la fecha seguimos reinvirtiendo nuestras utilidades y con créditos hemos logrado montar una de las empresas tecnológicas más importantes del país”, dice.

La materia prima de su industria, es cortada y troquelada mediante matrices específicas que se fabrican en su laboratorio. La plegadora de metales y una dobladora dan forma a los perfiles y a las planchas. La cámara de pintura en polvo es el tercer paso en la línea de producción, la inversión fue de USD 50 000.

Luego de formar cada estantería se la traslada hasta el punto de armado. En total son 10 pasos para obtener un producto de alta calidad y durabilidad. “La idea es abastecer el mercado reduciendo los tiempos fabricación”.

Desde este año, sus productos se comercializan en Ferretería Kywi. A escala nacional trabaja con cinco distribuidores. En todo el país, promocionan las líneas en sistemas literales de almacenaje que incluye estanterías livianas, pesadas, semipesadas, góndola...

El área de exhibición de productos para la implementación de locales comerciales, sistemas de organización y optimización de espacios y la tercera línea es mobiliario médico y equipos hospitalarios para clínicas, hospitales centros médicos y laboratorios. Todo es elaborado en acero inoxidable.

Otra de las líneas que implantará este año es mobiliario para el hogar y la oficina en madera combinada con el metal. El equipamiento costó USD 40 000.

Hace seis años, Andrés Crespo es distribuidor de Instruequipos en Cuenca. Se encarga de las ventas en tres provincias del Austro, Cañar, Azuay y Loja. Cuenta que los productos para equipar los supermercados, farmacias, micromercados son los que más se comercializan. También, equipos y mobiliario médico. En cartera tiene más de 400 clientes.