Cayetana Polanco aparece durante una presentación de Keyo, en el Women’s Pitch Night el mes pasado y en el bote en el que vive en la bahía de San Francisco, en Estados Unidos. Fotos: Patricio Terán / LÍDERES

Cayetana Polanco aparece durante una presentación de Keyo, en el Women’s Pitch Night el mes pasado y en el bote en el que vive en la bahía de San Francisco, en Estados Unidos. Fotos: Patricio Terán / LÍDERES

Pedro Maldonado
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 19
No 0

Ella crea soluciones biométricas desde San Francisco

27 de noviembre de 2018 15:57


Cayetana Polanco vive en un bote en la bahía de San Francisco, Estados Unidos. Ella se levanta a las 04:30 de la mañana para empezar a trabajar de manera remota con parte de su equipo que se encuentra en Ucrania.

Detiene sus labores a las 07:00 para, con la ayuda de su esposo, alistar a sus dos hijas. Luego de desayunar en familia, la pareja deja a sus niñas en una escuela del sector que se caracteriza por el cariño y las profesoras latinas.

A las 08:30 Polanco retoma sus tareas. Esta ecuatoriana trabaja en línea desde San Francisco: es la cofundadora de Keyo, una ‘start up’ que desarrolló una solución biométrica que ya se utiliza en EE.UU., México, Finlandia, Uganda y que planea expandirse por alrededor de 25 países en los próximos 12 meses.

La empresa se fundó en el 2015 y tiene su sede en Chicago, a donde su esposo Jaxon Klein, otro de los cofundadores, viaja con frecuencia. Tras unos inicios bastante difíciles, como todo emprendimiento, la compañía está creciendo y tiene proyectado lograr ingresos por cerca de USD 28 millones de aquí a un año.

Para esto trabaja con la japonesa Fujitsu. Keyo desarrolló un software biométrico y la firma asiática produce los escáneres que ‘leen’ la palma de la mano de los usuarios del software (ver nota inferior).

Polanco recuerda que conoció a su esposo apenas llegó a la universidad para estudiar salud pública en Beloit College, en Wisconsin. Se enamoraron y se mudaron a vivir juntos en Florida. Pero también emprendieron en el mundo del desarrollo web, de ‘apps’, así como en un negocio de crepes. No les fue mal, pero finalmente apostaron por Keyo.

Polanco se muestra como una mujer decidida y fuerte. Cuando habla de la ‘start up’ habla con determinación y recuerda cada detalle en la evolución de la empresa. Ella vino a Quito el mes pasado para participar en el Women’s Pitch Night, organizado por Buen Trip y la Embajada de EE.UU.

En su intervención habló de los retos de empezar de cero. “Emprender tiene muchas vueltas en el camino. Para empezar estudiamos el mercado, entrevistamos consumidores, tiendas, definimos el producto y participamos en rondas de financiamiento”.

Pero la ecuatoriana también reconoce sus puntos débiles. Cuenta que pedir fondos a inversionistas “era hiperintimidante”. Aún así, esta emprendedora añade que “gracias a la necedad del equipo estamos creciendo”.

Polanco y su esposo dejaron Florida para instalarse en San Francisco, el epicentro de la innovación global. Allí aprovecha cada minuto del día, tanto para la familia como para Keyo.
Trabaja hasta las 15:30. A esa hora se da un momento para practicar escalada junto con su esposo. Luego los dos retiran a su niñas de la escuela y aprovechan para pasear por la playa, para surfear y “pasarla ‘cool’”.

En la noche y ya de regreso en el bote, cenan, hacen dormir a sus hijas y retoman el trabajo.
Nadim Matuk maneja un grupo de inversión de México. Es un mentor de Polanco e inversionista en Keyo. Él dice que la ecuatoriana es una persona apasionada por el trabajo que plantea continuamente nuevas propuestas. “Explica con gran claridad sus ideas generando motivación con todo su equipo. Ha demostrado una capacidad de influir de manera especial y ha sabido conectar con sus colaboradores”.

Para Matuk, Polanco cuenta con una excelente actitud y disponibilidad para aprender día a día de los aciertos y de los errores. “Resalto la confianza, optimismo y asertividad dentro de sus argumentos y propuestas”, dice a LÍDERES en un correo electrónico.

Santiago Ribadeneira lidera en el país la oficina de Endeavor, una red global que impulsa a emprendedores de alto impacto, y conoce a Polanco. “Cayetana es una emprendedora que ha reconocido una necesidad universal, una de esas que más allá de crear un producto puede generar una plataforma que transforme la manera en la cual hacemos muchas cosas. Es un reto enorme que requiere de emprendedores aventureros y Cayetana es justo esto”.

Según Ribadeneira, la habilidad de Polanco y Keyo está en transformar la forma de realizar todo tipo de transacciones, desde pagos hasta abrir la puerta de la casa. “Cambiar hábitos del consumidor es muchas veces lo más difícil con tecnologías tan innovadoras, pero no tengo duda de que Cayetana logrará transformar varias industrias”, añade el vocero de Endeavor.
Polanco mantiene la perspectiva y sigue trabajando desde San Francisco. La búsqueda de inversionistas y nuevos clientes no puede esperar.

El CV
Es la cofundadora de Keyo. Su cargo en la empresa es Chief marketing officer.
También fue la cofundadora de Invento Media y Reneweb hosting services.
Habla inglés, frances y domina lenguajes informáticos como CSS y Html.
Esta desarrollando en Ecuador proyectos sociales enfocados en la maternidad y la mortalidad infantil.