La emergencia sanitaria generada por el covid-19 traerá cambios importantes en la manera en que las personas comprarán bienes y servicios

La emergencia sanitaria generada por el covid-19 traerá cambios importantes en la manera en que las personas comprarán bienes y servicios. Foto: Freepik.es

Redacción Quito
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 31
No 1

El consumo será analítico, con más servicios y tecnología

13 de abril de 2020 12:02

El consumidor será más analítico. Priorizará la compra necesaria y confiará en que los precios no suban. Utilizará con frecuencia aplicaciones para hacer compras, así como transacciones bancarias electrónicas. Además recordará a las marcas y a las empresas que le acompañaron durante la emergencia sanitaria.

Esos son algunos resultados de un estudio efectuado a finales de marzo por la ecuatoriana Advance Consultora y que dejan ver los cambios que se sentirán en el consumo de los ecuatorianos, luego de la crisis generada por el covid-19. “Será un consumidor que aún tendrá temor de salir a la calle por lo que se apoyará en la tecnología y en los servicios a domicilio”, dice Luis Pástor, representante de esta empresa de estudios de mercado.

La investigación, que se efectuó con 12 grupos focales virtuales, detalla que el 62% de los consultados seguirá haciendo compras mediante plataformas digitales, pese a que durante la emergencia sanitaria los tiempos de espera se han extendido más de lo habitual. “Esto no le importará al comprador, que seguirá confiando en las ‘apps’”, añade Pástor.

Otra tendencia en los hábitos de consumo será el ‘do it yourself’ o hacerlo uno mismo. Así un 52% seguirá cocinando en casa por ejemplo, aún después de la epidemia del covid-19. Los tutoriales que se encuentran en redes sociales serán una de las herramientas.
El estudio añade que el 67% de las personas que estarán dentro de estos nuevos comportamientos tienen entre 40 y 55 años.

Monitor Deloitte, una división española de la consultora empresarial Deloitte, también tiene algunas proyecciones respecto de los nuevos hábitos de consumo. Un estudio publicado el 27 de marzo en España señala que el nuevo consumidor, el del 2021, será más ahorrador y que los principales gastos estarán en alimentación, así como en ‘retail’ o compras al por menor. Además, los gastos serán menores en viajes y restaurantes.

Esto ocurrirá porque luego de la emergencia sanitaria las personas perderán poder adquisitivo. El reporte añade que la reactivación será paulatina y empezará, al menos en España, a partir de junio, cuando actividades como restaurantes, hoteles y viajes empiecen a recobrar ritmo (ver gráfico). El sector alimentos se mantendrá como el menos afectado, añade el estudio titulado ‘Covid-19 - Impactos y Escenarios de recuperación en consumo y distribución’.

Para Felipe Ramírez, chief Solution Officer para Latinoamérica de Kantar, otra firma de investigación de mercado, los cambios de hábitos de los consumidores son muy rápidos en la coyuntura del covid-19 y las empresas deben adecuarse a esas variaciones. “El reto para las firmas y sus marcas es entender muy bien a los públicos. Además, quedarse quieto no es una opción, porque los consumidores están esperando que las marcas cumplan un papel en medio de la crisis sanitaria mundial”.

Así lo señaló Ramírez en el foro virtual ‘Covid-19 The New Normal’, el pasado 8 de abril.
Allí se presentaron resultados de una investigación hecha por Kantar sobre cambios en el consumo en América Latina, donde se advierte una alta preocupación entre los consumidores. En Ecuador, por ejemplo, en marzo hubo un incremento de un 30% de compras en línea, cuando en América Latina la cifra estuvo en 26%. Además, según la encuesta de Kantar, se supo que un 70% de compradores ecuatorianos se fija hoy más en el precio.