Una de las plantas de operación de la empresa se encuentra en Cayambe. Allí se empaquetan 21 600 unidades al día. Una segunda planta  se encuentra en Tumbaco. Foto: LÍDERES

Una de las plantas de operación de la empresa se encuentra en Cayambe. Allí se empaquetan 21 600 unidades al día. Una segunda planta se encuentra en Tumbaco. Foto: LÍDERES

Redacción Quito
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 4
No 2

Expertos en empacar y embalar

25 de enero de 2018 06:42

Embalar y empacar productos es la especialidad de Green Pack. Esta empresa ecuatoriana encontró un servicio para aportar al sector productivo y trabaja con firmas de sectores como alimentos, construcción, entre otros. En la actualidad cuenta con 15 clientes a escala nacional a los que brinda sus servicios.

La historia de la compañía arrancó en 2013 en un pequeño galpón de 200 metros cuadrados, en la zona industrial del norte de Quito. Su fundador y gerente, Francisco Campos, junto con dos socios, decidió instalar la planta de embalado y empacado. El trabajo se inició con cuatro empleados.

Allí se trabajaba con ‘green film’, es decir el plástico que se utiliza en el embalaje. Además se ofrecía el servicio de empaquetado. Así empezaba la trayectoria de esta firma que en la actualidad tiene la certificación ISO 9001-2015, un sello de calidad que garantiza la calidad en los procesos.

En el primer año de operaciones, la empresa tuvo tres clientes. Estos a su vez fueron recomendando los servicios de la empresa que dirige Campos. La clave de la compañía está en el uso de materiales como polietileno o poliolefina, que son aptos para ser reciclados. Además, los residuos de sus procesos se entregan a una empresa que gestiona y recicla materiales como plástico.

Para ese entonces, el espacio que ocupaba resultaba pequeño. Además los clientes requerían un mayor volumen de empaquetado. Por eso, en el 2014 la compañía se mudó a otra planta, en Tumbaco, al oriente de Quito. Y para el 2015 la empresa dio un nuevo salto y abrió una planta propia en la zona industrial de Cayambe, en el norte de Pichincha. Esta planta llega a operar las 24 horas del día de ser necesario. “Hubo la posibilidad de un espacio mejor y Cayambe no está tan lejos de Quito”.

Uno de los clientes de la empresa es la multinacional Nestlé. Bernarda Álvarez, asistente de marketing, señala que confían en los servicios de Green Pack por su efectividad y por ser una empresa comprometida con el ambiente.

Otro cliente es Lamosan, un laboratorio farmacéutico. María Soledad Moreno es jefe de planta de Lamosan y comenta que Green Pack es un buen proveedor.

Este laboratorio contrató los servicios de Green Pack para empacar pastas dentales. “La empresa brinda un trabajo personalizado y las entregas del producto se cumplen de manera puntual”.

Uno de los valores agregados es el uso de ‘green film’, que se importa desde Brasil. Campos asegura que este insumo llega en rollos de 2,5 kilos. El peso facilita los procesos y el embalado.

En eso coincide Ricardo Bastidas, gerente de Compras de Pronaca. Esa firma del sector de alimentos también utiliza los servicios de la empresa dirigida por Campos. Bastidas asegura que los rollos de ‘green film’ son fáciles de maniobrar, lo que repercute de manera favorable en la producción.

La producción de esta empresa se mide en unidades, explica Campos. Cada unidad representa un producto empaquetado y en la actualidad se registran 21 600 unidades empaquetadas al día, en la planta de Cayambe.

La planta de Quito no operó durante parte del 2017 debido a lo que Campos denomina contracción económica. Actualmente esta planta retomó su producción y produce 4 000 unidades diarias aproximadamente.

La producción comienza cuando el cliente le pide que unan varios productos en un solo ‘pack’, por ejemplo. Se arma el cartón y a través de un proceso llamado termo encogido logran que varios artículos se comercialicen en un solo empaque.

El servicio de empaquetado también incluye la colocación de la etiqueta con la respectiva información del producto como: lote, fecha de caducidad, fecha de fabricación, etc.

Green Pack ofrece un producto personalizado que cumple las necesidades de la industria que lo contrate. Por eso Campos reitera la necesidad de desarrollar el empaque junto al cliente.

Otra de las prioridades de la empresa es disminuir el impacto ambiental. El material utilizado en los procesos es de bajo espesor y eso ayuda a minimizar el volumen del desecho.

Para este año Green Pack planea incorporar empleados a la fuerza de ventas para ampliar su cartera de clientes. También piensa abrir a finales de año una nueva planta en Guayaquil para facilitar su servicio de empaquetado en la Costa.

Las Cifras

2 plantas de producción tiene en la actualidad Green Pack. Una está ubicada en Tumbaco, al oriente de Quito, y la segunda está en Cayambe, en el norte de Pichincha.

14 empleados trabajan en las dos plantas, entre administrativos y operarios. Diez se encuentran en Cayambe y cuatro en Tumbaco. Cuando la empresa arrancó su operación, en el 2013, tenía 4 trabajadores.

15 clientes actualmente utilizan los servicios de Green Pack.