Marcelo Naranjo es el gerente de Manari Ecuador, que produce frutas deshidratadas en envases de 30 gramos y en té de 50 gramos. Foto: Glenda Giacometti / LÍDERES

Marcelo Naranjo es el gerente de Manari Ecuador, que produce frutas deshidratadas en envases de 30 gramos y en té de 50 gramos. Foto: Glenda Giacometti / LÍDERES

Modesto Moreta
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 29
No 5

Fruta deshidratada que llega a cuatro mercados

30 de enero de 2019 11:19


Las frutas deshidratadas crocantes y naturales llevan el sello de Manari Ecuador. Esta pequeña empresa ambateña está en el mercado hace un año y medio.

El valor nutritivo y su sabor son dos características que sobresalen en esta marca que se consolida en los mercados de Ambato, Guayaquil, Quito y Cuenca.

Marcelo Naranjo fundó el emprendimiento para aprovechar su experiencia industrial que logró cuando trabajó como jefe de producción de la empresa La Universal, en Guayaquil. Este ingeniero en Alimentos decidió incursionar en la producción de frutas deshidratadas. En la actualidad comercializa al mes al menos 150 kilos de frutas deshidratadas al granel y en presentaciones de 30 g y frascos para infusión de 50 gramos para 10 tazas de té.

Ofrece mermeladas de membrillo y próximamente té de frutas deshidratadas sin colorantes. El año pasado logró facturar USD 9 000, para este año espera triplicar la producción y las ventas. Con sus productos abastece a empresas y supermercados de todo el país. Actualmente tiene cuatro colaboradores.

El emprendedor realizó un crédito de USD 15 000 en una institución financiera local para ampliar su negocio. Con los fondos compró una deshidratadora de mayor capacidad; también trabaja en el desarrollo de nuevos productos, innovación en los empaques con el apoyo de la Corporación para el Desarrollo de Ambato (CorpoAmbato). “Nuestros snacks de fruta deshidratada son naturales y libres de azúcar y conservantes, su principal característica es su textura crocante, lo que permite que sea apetecible para nuestros clientes en el país”.

Naranjo indica que los productos que desarrolla Manari Ecuador están dirigidos a las personas que buscan alimentarse sano, con productos naturales y sin químicos. Una vez que entró en el mercado de los alimentos, el joven emprendedor se vio en la necesidad de capacitarse en técnicas de mercadeo, planes de negocios, administración y costos con la ayuda de CorpoAmbato. “Estos conocimientos me ayudaron a poder manejar mi emprendimiento”.

CorpoAmbato que es auspiciada por el Consejo Provincial de Tungurahua, la Cámara de Comercio y otras instituciones capacitan a los emprendedores en forma gratuita. La entidad también ayudó a desarrollar la página web www.manari.com.ec. Ahora trabaja en un nuevo proyecto con la creación de una tienda online para las ventas a través de tarjetas de crédito. Uno de los proyectos es sacar nuevas presentaciones asequibles para estudiantes.

La inversión inicial de Manari fue de USD 7 000, que logró ahorrar cuando trabajaba en Guayaquil. Con los fondos adquirió una deshidratadora, utensilios, empaques, los trámites para obtener los registros sanitarios y la infraestructura.

El emprendedor comenzó deshidratando fresa, mora para la infusión de frutos rojos, luego sacó sabores como piña y jamaica, manzana y canela. El año pasado arrancó con los snacks crocantes de manzana y piña.

Desde hace un año la firma Chocobanana comercializa los snacks que produce Manari Ecuador. Susana Lalama, gerenta de Chocobanana, dice que las ventas de los snacks están incrementándose entre 15% y 18%. “Nuestros clientes van conocimiento el producto y lo consumen. También en las fiestas infantiles ya no utilizan las papas fritas u otros productos, sino que compran los snacks para ofrecerles a los niños”.

Es más, en Chocobanana comenzaron a enviar los productos a la ciudad de Cuenca. “La comercialización también está aumentando porque son productos de calidad y sin preservantes”.