La base de operaciones de Guadaproducts se encuentra en Checa, al oriente de Quito. Allí se acopia, pero también se siembra y cultiva.

La base de operaciones de Guadaproducts se encuentra en Checa, al oriente de Quito. Allí se acopia, pero también se siembra y cultiva. Foto: LÍDERES

Redacción Quito
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 2
No 0

Frutas, hortalizas y asociatividad

14 de abril de 2020 10:52

La historia de Guadaproducts está marcada por el campo y sus productos. Esta compañía que nació en el 2008, pero que se constituyó oficialmente en el 2015, está dirigida por David
Pazmiño,
quien proviene de una familia que siempre ha estado vinculada
a la agricultura.

Los padres de David dieron los primeros pasos en la década de 1980. Ellos fueron de los mayores productores de tomate riñón en Ecuador, lo que les permitió ser proveedores de Supermaxi desde 1985. Con el tiempo incursionaron en el cultivo de frutas como frutilla, lo que les permitió consolidar su negocio basado en productos agrícolas de la Sierra ecuatoriana.

David mantuvo el amor de su familia por el campo, se formó dentro y fuera del país y creó su propia empresa, Guadaproducts, que es parte de un grupo familiar. Este negocio se enfoca en el acopio de frutas, verduras y hortalizas, pero también en la siembra y cultivo que se cumple en Checa, al oriente de Quito. La compañía arrancó sus actividades distribuyendo en hoteles y restaurantes.

En el 2015 el negocio dio un giro y David consiguió un socio, Raúl Pazmiño, un especialista en el trabajo con agricultores en Tungurahua, con el que se amplió la oferta. “Ahora damos trabajo a pequeños agricultores que son nuestros proveedores”, dice David. La sociedad funcionó y permitió contar con proveedores de mora y frutilla, lo que a su vez le abrió las puertas de cadenas como Supermaxi, Mi Comisariato, Tía y KFC.

El trabajo de Guadaproducts implica el acopio de los productos y su distribución en las cadenas mencionadas. Para esto la empresa tiene una red que oscila entre 300 y 400 productores, principalmente en Tungurahua y Pichincha. También se trabaja con una asociación de Guayas. Con todos los proveedores se aplica el concepto de precio justo. Así se le da seguridad a los agricultores para que manejen con tranquilidad sus costos de producción y aseguren una rentabilidad adecuada. “Además se les da cupos fijos lo que nos permite abastecer a los supermercados”, explica Pazmiño.

Los bienes agrícolas con los que más trabaja la empresa y sus proveedores son frutilla, mora, pimiento, lechuga y col, indica Pazmiño. Él reconoce que el trabajo con pequeños agricultores es interesante. “En un inicio siempre existe algo de dudas y algo de recelo sobre los pagos y en los plazos, pero como en todo negocio las recomendaciones son vitales. Si a un agricultor le va bien, su vecino se interesa y así se van sumando proveedores. La recompensa es ver como todos prosperan y saber que están contentos”.

Una muestra de que el trabajo funciona es hablar con los proveedores. En diciembre pasado, por ejemplo, la empresa reunió en un almuerzo a unos 200 agricultores. Esto sirvió para ver si necesitan asesoría técnica o cualquier otra inquietud que tengan.

La Asociación de Productores Agropecuarios La Amistad, en Tisaleo, Tungurahua, trabaja con Guadaproducts. Luis Quijalema, administrador de la asociación, cuenta que conoce a la familia Pazmiño hace unos 18 años y que con la empresa la relación se ha mantenido sólida y estable. “Somos 160 proveedores que trabajamos con frutilla, mora y frambuesas. Nos llevamos muy bien, los pagos se hacen a tiempo y nosotros ofrecemos frutas de calidad”.
Quijalema añade que el trabajo permite que agricultores de Tisaleo, Santa Rosa, Cevallos y otras localidades tengan mercado para sus productos.

Otro proveedor de la empresa es Gonzalo Landeta, en Quito. Él entrega hortalizas como rúcula, brócoli, coliflor, col, zuquini, apio, etc. La relación comercial inició hace cuatro años y se mantiene hasta la fecha sin problemas, dice Landeta, cuyas primeras ventas fueron por USD 300 al mes y hoy alcanzan los USD 3 000.

Landeta indica que su plantación está en Yaruquí, a pocos minutos de Checa, donde esta la base de operaciones de Guadaproducts, por lo que las entregas se cumplen sin problema y a diario. En un día normal entrega hasta 400 kilos de apio, por poner un ejemplo. “Estamos satisfechos y la relación se lleva de manera respetuosa”.

La empresa de Pazmiño también tiene productos de su cosecha. Para esto cuenta con sembríos en 20 hectáreas en Checa; de esa cifra 13 hectáreas tienen invernadero.
Los niveles de producción de la finca van creciendo con el tiempo. Hoy produce , por citar dos ejemplos, unos 2 000 kilos de frutilla a la semana y cerca de 10 000 kilos de tomate riñón, también en una semana.

El trabajo continúa en medio de la epidemia de covid-19. La semana pasada las tareas se cumplían con normalidad en la planta de Checa, así como las entregas para las que se utilizan la flota de camiones, 10 en total, que se mueven por Pichincha cumpliendo las entregas a las cadenas.