Los estudiantes de primer semestre de ingeniería de la Universidad de Especialidad Espíritu Santo (UEES) reciben fundamentos de física como parte de su pénsum académico. Foto: Enrique Pesantes / LÍDERES

Los estudiantes de primer semestre de ingeniería de la Universidad de Especialidad Espíritu Santo (UEES) reciben fundamentos de física como parte de su pénsum académico. Foto: Enrique Pesantes / LÍDERES

Priscilla Alvarado
(I)
redaccion@revistalideres.ec
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 17
No 0

La industria 4.0 empieza a influir en la oferta académica

28 de enero de 2020 11:07

El desarrollo de nuevas tecnologías de la información e innovación han obligado a la academia a incluir, dentro de su oferta, carreras enfocadas a la industria 4.0.

Según el informe publicado, en 2018 por el Foro Económico Mundial titulado El futuro de los trabajos, durante los próximos cinco años desaparecerán 75 millones de empleos, pero también surgirán otros 133 millones de nuevos cargos.

El documento detalla que el potencial de las nuevas tecnologías, y en lo que los expertos denominan La cuarta revolución Industrial será el dinamizador del mercado laboral.

Jimena Babra, canciller de la Universidad Casa Grande (UCG), señala que este dinamismo requiere cada vez más profesionales especializados. “Dos de cada tres alumnos, en cinco o 10 años, van a tener trabajos que hoy no existen”.

La académica explica que, pensando a futuro, se vuelve necesario capacitar a los estudiantes sobre temáticas como el Internet de las cosas (IoT), la computación en la nube, la integración de datos y los avances tecnológicos de los sistemas de producción y fabricación.

“Esto obliga a la academia a reinventarse para mejorar las destrezas de los estudiantes”, dice Babra.

En Ecuador, por ejemplo, la Escuela Superior Politécnica del Litoral (Espol) incorporó, entre 2017 y 2018, dos carreras que obedecen parte de estos principios: la ingeniería en mecatrónica y en materiales.

Efraín Terán, coordinador de la carrera de Mecatrónica, explica que cada año existe mayor demanda de alumnos que se inclinan por esta carrera. Al momento, son 450 los estudiantes que la cursan, convirtiéndola en una de las más numerosas de la universidad.

Lo novedoso, según Terán, es que dentro del pénsum académico de esta especialidad se ofrece una integración entre sistemas mecánicos, sistemas electrónicos, control automático e informática. “Todo obedece a la demanda de la industria 4.0”.

Este año, la carrera tendrá su primera promoción de graduados.

Así mismo, la Espol ofrece, desde el 2018, la ingeniería en Materiales. Clotario Tapia, coordinador y docente, indica que esta carrera perfila al estudiante en la investigación de recursos no explotados. “Lo faculta en un futuro a trabajar en la manufactura de grandes empresas”, detalla.

En la industria 4.0 existen áreas del conocimiento como la robótica, genética, domótica y la ‘big data’ que están llamadas a transformarse en las próximas décadas para sucumbir ante la nueva era digital.

La Universidad Ecotec incluye estas áreas en tres carreras: Software, Industrial y Tecnologías de la información. Silvia Aguirre, contralora académica, resalta que el 80% de los graduados están ubicados en puestos relacionados a su profesión.

Para Tomás Villón, decano de la facultad de Ingeniería de la Universidad de Especialidades Espíritu Santo (UEES), algunas carreras o estudios que, actualmente, son minoritarios, dentro de 20 años podrían ser los motores del mercado laboral.

“Nos hemos adecuado para formar alumnos que en cinco años se puedan incorporar a la industria 4.0”.

La UEES tiene carreras como Ingeniería Civil, Computación, Industrial, Telecomunicaciones, Biodiversidad y Recursos Genéticos que se adaptan a estas áreas de conocimiento.

Los datos

El 85% 
de los empleos que se demandarán en 2030 todavía no se han inventado, detalla el Foro Económico Mundial.

Los puestos emergentes serán especialistas en ‘big data’ y software.

Las universidades ecuatorianas han incluido dentro de su portafolio, carreras que incluyen a la robótica y el Iot.

El 80% de los graduados de estas carreras ya están ubicados en puestos relacionados a su profesión.