El lojano Cristian Rodríguez impulsa la agricultura hidropónica a través de la empresa Verdufitness. Su objetivo es diversificar la producción. Foto: Cortesía Verdufitness

El lojano Cristian Rodríguez impulsa la agricultura hidropónica a través de la empresa Verdufitness. Su objetivo es diversificar la producción. Foto: Cortesía Verdufitness

Redacción Cuenca (I) 
redaccion@revistalideres.ec
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 5
No 0

Lechugas hidropónicas se cultivan en Loja

11 de enero de 2021 15:34

La agricultura hidropónica es la apuesta de la empresa lojana Verdufitness. La iniciativa empezó hace dos años y medio en Malacatos, sin embargo, se trasladó a la capital lojana para expandirse en el mercado.

Cristian Rodríguez conoció en Estados Unidos un proyecto que empleaba este método de cultivo y quiso replicarlo en Ecuador. “Pareció muy interesante para aplicarlo en espacios pequeños porque solo se requiere de electricidad y agua. Es una alternativa diferente para nuestro país porque es un cultivo sano y se logra la optimización de los recursos”.

Él reconoce que el inicio fue muy complicado por dos aspectos principales. El primero fue aprender al detalle el manejo de la producción hidropónica porque es una agricultura de presión para alcanzar un resultado exitoso.

El segundo factor fue la inversión porque el equipamiento y la tecnología son costosas para montar el invernadero, sistema de recirculación del agua, bomba de distribución del líquido, tubería y otros requerimientos. El desembolso bordeó los USD 30 000.

A través de las tuberías, las plantas de lechugas reciben el agua que lleva los nutrientes que necesitan para desarrollarse. Es un circuito cerrado que emplea bombas que distribuyen el líquido por los tubos y no se desperdicia ninguna gota porque regresa al estanque de almacenamiento a través de la gravedad, explica el emprendedor. “En cambio, al regar en la tierra se pierde el agua”.

Una vez que se superaron estos desafíos, dice Rodríguez, el emprendimiento despegó. En la actualidad, cosechan cada semana entre 1 500 y 1 800 lechugas, que son comercializadas, principalmente, en restaurantes y supermercados de la capital lojana. Son 35 clientes, en total.
El costo de producción es de cerca USD 0,28 por unidad y en ese valor se incluye el empacado y se comercializa a USD 0,75 cada lechuga. “Es una actividad rentable porque los costos de producción son bajos, por lo que el margen de utilidad es bueno. Lo más costoso fue la inversión inicial”.

Mientras, en la tierra la lechuga tarda 70 días en estar lista para el consumo, en el agua ese tiempo se reduce a 45 días. “Al no estar en contacto con la tierra, las lechugas son sanas porque están libres del contacto de cualquier agente contaminante como los insectos”, asegura Rodríguez.

El invernadero está ubicado en las inmediaciones del Zoológico Municipal, en el norte de Loja. Es un espacio arrendado. Allí, laboran tres personas, que realizan las entregas a los clientes. Su labor se cumple de lunes a sábado.

Este emprendimiento familiar tiene nuevos proyectos. El primero es aumentar la producción de lechugas para comercializarlas en supermercados y restaurantes de urbes cercanas como Cuenca y Machala, lo que facilitará la distribución. “En Cuenca ya presentamos propuestas anteriormente y hubo aceptación”.

El emprendedor ecuatoriano señala que la demanda en Loja estará cubierta totalmente cuando lleguen a las 2 000 unidades semanales y luego tienen que expandirse a otros sectores del país.

El segundo objetivo es diversificar la producción con el cultivo de tomate cherry, perejil, apio, cilantro, frutillas y otras variedades, de las cuales ya han realizado pruebas existosas. Para iniciar estos proyectos buscan financiamiento productivo a través de un crédito o conseguir un inversionista para expandir la marca y la variedad de cultivos, señala Rodríguez.

“Este sistema sirve para cultivar cualquier tipo de vegetal y es netamente orgánico. Lo importante es tener una precisión exacta para calcular las fórmulas con los nutrientes y la circulación del agua”, dice el Gerente de Verdufitness.

1500 metros cuadrados tiene el terreno destinado al cultivo. Está ubicado en la capital lojana.