En la imagen algunos de los integrantes del departamento de Ingeniería de ‘Coiled Tubing’.  Ellos trabajan con la maquinaria de la compañía. Fotos: cortesía Dynadrill

En la imagen algunos de los integrantes del departamento de Ingeniería de ‘Coiled Tubing’. Ellos trabajan con la maquinaria de la compañía. Fotos: cortesía Dynadrill

Carolina Enriquez
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 6
No 0

Nanotecnología en el petróleo

19 de diciembre de 2018 10:27


Hacer de una crisis una oportunidad. Bajo esa filosofía se puso en marcha hace cuatro años la firma de servicios petroleros Dynadrill.

El negocio nació del sueño de cinco socios, todos con experiencia en multinacionales, que buscaban ofrecer soluciones innovadoras para el sector. Con una inversión inicial de USD 700 000 compraron la compañía que estaba en manos extranjeras y cuyo origen se remonta al 2007.

Juan Carlos Santamaria, gerente de Desarrollo de Negocio, explica que la línea de trabajo es diagnosticar, reparar, rehabilitar o incrementar la producción de pozos petroleros. “Somos un doctor de pozos”, comenta.

Los socios se enorgullecen del trabajo hecho cuando recuerdan que la empresa se consolidó en plena crisis por la caída del precio del crudo en el 2015. Los socios aprovecharon la salida de dos de las cuatro multinacionales de servicios petroleros que operaban en Ecuador; la investigación científica fue clave para ellos.

Los dos servicios estrella, de los 15 que tienen, son el resultado de análisis hechos tanto por ingenieros como personal en laboratorios. El primero de ellos es a través de fluidos de complementación con nanotecnología.

A través de disolventes y ácidos especiales, además de agua, se limpia la roca taponada para extraer el crudo. “Innovamos. Alcanzamos profundidades o zonas que no se logran con un fluido normal. Limpiamos la formación completamente al disminuir el tamaño de la partícula del líquido. Hemos tenido buenos resultados” .

El segundo servicio destacado es la “pesca”. Se trata de la recuperación de un pozo que está parcialmente perdido porque dentro de él cayeron componentes, tuberías, herramientas, etc.; se recuperan dichos elementos y se puede volver a operar con total normalidad.

Desde el área de Operaciones de Petroamazonas se explica que la recuperación de pozos por Dynadrill es de casi el 100%. La compañía estatal trabaja con la privada desde el 2014. “Hemos tenido resultados buenos, que nos han ayudado a optimizar las operaciones. Han adaptado sus herramientas a las condiciones operativas de nuestros pozos petroleros. Además, brindan el soporte técnico requerido”, asegura Petroamazonas.

Dynadrill ofrece sus servicios a siete clientes, entre operadoras petroleras y consorcios. Los socios aseguran que, actualmente, existe un déficit en la dotación de servicios petroleros por lo que buscan que se desarrolle tecnología y que los dólares invertidos en eso se queden en Ecuador.

Esta firma no quiere crecer sola. Los socios están convencidos que el desarrollo productivo se logra a través de encadenamientos productivos, por lo que están trabajando con emprendimientos que ya proveen de materiales para la industria petrolera. Se dejó de importar ciertos artículos y ahora se usan los de fabricación nacional.

“Con el apoyo de la Cámara de la Pequeña Industria de Pichincha (Capeipi) logramos generar un consorcio de empresas nacionales petroleras. Pichincha tiene unas 1 200 compañías con infraestructura para dar servicios. En los próximos años nuestra idea es que estas firmas den un giro y provean de bienes para el sector petrolero. Ahora, principalmente, se importa”, explica Freddy Delgado, otro de los socios de la empresa.

En el consorcio está Preindec, que fabrica partes y componentes de moto y ahora, además, hace protectores de cable. También se encuentra Arpón, que diseña y arma herramientas para ‘pesca’ u Overtech, que desarrolla productos químicos.

Patricio Llerena, gerente técnico de esta última empresa, explica que provén a Dynadrill desde sus inicios. “El desarrollo se hizo en base a la experiencia de ambas empresas. La firma de servicios los aplicó (químicos) directamente en sus operaciones. Son productos especializados. Desde que iniciamos les hemos entregado, aproximadamente, 50 toneladas”, .

A partir de enero Dynadrill comenzará a ofrecer nuevos servicios como registros eléctricos o llaves hidráulicas. También hay otras metas.

“Queremos consolidarnos en un grupo de empresas, complementarias entre sí. Queremos manejar campos. Nosotros sabemos la forma de recuperar y perforar pozos, pero debemos juntarnos”, señala Santamaria.

A mediano plazo se busca exportar servicios. Hay oportunidades en países de la región entre los que están Colombia, Perú y México.