Foto: cortesía IATA

El vicepresidente Regional para las Américas de IATA habla sobre los precios del petróleo y su impacto en la industria de transporte aéreo. Foto: cortesía IATA


Editor del Semanario LÍDERES
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 1
No 0

Peter Cerdá: 'Los impuestos ahogan a la aviación'

28 de enero de 2019 12:20

El vicepresidente Regional para las Américas de IATA habla sobre los precios del petróleo y su impacto en la industria de transporte aéreo. También comenta sobre las regiones más fuertes a escala global y sobre los desafíos que tiene el mercado ecuatoriano.

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) pronostica que los beneficios del sector de la aviación crecerán un 4% en el 2019 por la bajada de los precios del petróleo ¿Esto significa que bajarán los precios de los boletos aéreos?

El combustible es uno de los principales costos operativos de las líneas aéreas. Este año, dicho costo representará el 24% de los costos operativos. Sin embargo, también debemos tener en cuenta otros costos, como las tasas e impuestos exorbitantes, especialmente en Latinoamérica. Además, la cobertura de combustible impedirá que algunas aerolíneas se beneficien del abaratamiento del combustible. En el 2019 se prevé que el costo de combustible alcance los 200 000 millones de dólares, frente a 180 000 millones del 2018. En este contexto, esperamos que la tarifa promedio de un billete de ida y vuelta (antes de tasas e impuestos) se reduzca desde los 331 dólares hasta los 324 dólares en 2019, un 61% menos que en 1998, tras el ajuste por inflación.

¿Qué factores deben juntarse para que los precios de los boletos aéreos bajen?

La tendencia normal, salvo excepciones, es que la tarifa aérea promedio baje. La aviación es altamente competitiva, y a medida que las líneas aéreas ganan en eficiencia, trasladan sus ganancias al consumidor en forma de tarifas más económicas.

¿Cómo califica la salud actual del sector de transporte aéreo global?

Las aerolíneas vienen siendo rentables desde 2010 y desde 2015 generan retornos superiores al costo de capital, lo que significa que están finalmente obteniendo ganancias de una forma continua, lo que recompensa a sus accionistas por su inversión. En 2019, se espera que las aerolíneas obtengan una ganancia neta de 35 500 millones de dólares, un pronóstico que supera los 32 300 millones previstos en 2018. El margen de ganancia neta se sitúa en el 4,0%, en línea con lo previsto en el 2018, pero por debajo del 5,0% obtenido el 2017. En América Latina se prevé una ganancia neta de 700 millones de dólares este año (superior a los 400 millones previstos en el 2018). La ganancia neta por pasajero se sitúa en USD 2,14. Los mercados locales se recuperan poco a poco de la recesión, incluido Brasil, a diferencia de Argentina, que se enfrenta a importantes desafíos.

¿Cómo inciden el Brexit o la ‘guerra’ comercial entre EE.UU. y China?

No hay ganadores en una guerra comercial y ciertamente esperamos que las partes puedan encontrar una manera de reducir las tensiones y evitar un ciclo perjudicial de represalias arancelarias. Dicho esto, esperamos que el impacto sea mayor en carga que en el lado del pasajero; a la fecha, los aranceles no han aplicado a productos de alto valor que se mueven por la vía aérea. En cuanto al Brexit, esta es una preocupación importante. Estamos a dos meses del Brexit y, si el Parlamento británico no está de acuerdo con los términos que están sobre la mesa, las medidas de contingencia propuestas por la Comisión Europea no evitarán un nivel de interrupción en los viajes aéreos. También hay que considerar cómo se gestionarán los acuerdos fronterizos y de seguridad para los 85 millones de personas que viajan por aire entre el Reino Unido y la UE anualmente.

¿Por qué el transporte aéreo es cada vez más democrático?
Decimos que la aviación es el negocio de la libertad, porque permite que las personas puedan vivir una vida mejor. La aviación une a familias y a seres queridos; conecta las empresas en el mercado global; promueve la diversidad cultural y el entendimiento internacional. El transporte aéreo es un facilitador clave de la economía mundial: genera casi 66 millones de empleos y proporciona el 3,6% del PIB mundial, el equivalente a 2,7 billones de dólares anuales.

¿Hay un nuevo perfil del usuario del transporte aéreo?

En el 2018, las aerolíneas transportaron unos 4 300 millones de pasajeros, el equivalente al 57% de la población mundial. Por eso, es difícil identificar un perfil específico. El usuario puede ser un viajero de negocios como un estudiante, un abuelo que visita a sus nietos por primera vez, un turista, una familia en busca de una nueva vida o un niño que regresa a su hogar.

¿Qué regiones del planeta son las más fuertes hoy?
El pronóstico más reciente de la IATA sobre el crecimiento en el número de pasajeros para los próximos 20 años muestra un importante cambio en Asia como principal impulsor del fuerte crecimiento. Durante las próximas dos décadas, el pronóstico anticipa una tasa de crecimiento anual compuesta del 3,5%, lo que significa que el número de pasajeros se duplicará respecto a los niveles actuales. La región de Asia-Pacífico liderará el crecimiento con más de la mitad de los pasajeros totales de este mercado en los próximos 20 años. El mercado latinoamericano crecerá un 3,6% anual: 731 millones de pasajeros en total, 371 millones de pasajeros más por año en comparación con la actualidad.

¿Cuáles son los mercados más dinámicos de América Latina?
Un informe reciente revela que el transporte aéreo genera 7,2 millones de empleos y aporta USD 156 000 millones en actividad económica en la región de América Latina y el Caribe. Las cifras representan el 2,8% de todo el empleo y el 3,3% del PIB de la región. Estos números, aunque impactantes, podrían ser aún más altos en un entorno más apropiado. Por ejemplo, en el Medio Oriente, el transporte aéreo proporciona el 3,3% del empleo total y el 4,4% de su PIB. Para alcanzar esos mismos niveles en América Latina, la aviación debería aportar 1,3 millones de empleos más y 52 000 millones de dólares adicionales a su PIB.

¿Cómo miran en IATA al mercado ecuatoriano? ¿Qué fortalezas y debilidades detectan?
Actualmente, la aviación otorga 190 000 empleos en Ecuador y contribuye con USD 3 000 millones a la economía del país, esto equivale al 3% de su PIB. Pero la aviación puede hacer mucho más si el Gobierno reconoce su valor como catalizador económico. Hoy en día, los impuestos ahogan el crecimiento del sector. La aviación debe estar en la agenda del Gobierno. El marco regulatorio debe ser consistente con las mejores prácticas globales. Los aeropuertos deben tener costos competitivos y una administración eficiente a través de una comunicación abierta con la industria. El Gobierno debe garantizar la transparencia y la participación de la
industria en la planificación y el desarrollo de la infraestructura.

En Ecuador se habla de que el aeropuerto de Quito es uno de los más caros de América Latina. ¿Hay estudios que muestren los costos de los aeropuertos en la región?
Es difícil realizar comparaciones entre aeropuertos, ya que cada aeropuerto es único. No se pueden comparar sus infraestructuras y estructuras de costos. Tampoco se pueden comparar el costo de vida, los servicios y otros costos de cada ciudad o país. IATA aboga por una gestión eficiente y el trabajo cooperativo entre la industria y los aeropuertos. En cuanto a los impuestos, los gobiernos deben eliminarlos o reducirlos, y evitar que financien iniciativas no relacionadas con el transporte aéreo, como es el caso que se ha intentado hacer en Quito y Guayaquil, ya que solo encarecen las operaciones, reducen el atractivo como destino y, en definitiva, reducen la competitividad.