Las pulpas se empacan en sobres plásticos. Esto permite conservar el producto congelado durante todo un año. Hay cinco presentaciones.

Las pulpas se empacan en sobres plásticos. Esto permite conservar el producto congelado durante todo un año. Hay cinco presentaciones. Foto: Julio Estrella / LÍDERES

Mayra Pacheco
Redactora (I)
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 14
No 0

Esta pulpa se vende en Europa

4 de junio de 2019 10:24

Degustar en países europeos bebidas o postres preparados con frutas de Ecuador, en cualquier temporada del año, es posible con las pulpas que se elaboran en Nuna Frut.

Desde hace ocho años Nancy Yánez y Carlos Trujillo, socios de esta empresa, producen pulpas a base de frutas de las diferentes provincias del país. Para su elaboración se aplica la receta que por años han puesto en práctica en su hogar los padres de Yánez, Alida Argüello y Miguel Yánez.

Entonces, ellos usaban una coladera y una cuchara para extraer el concentrado de la fruta. Esta esencia era colocada dentro de un recipiente y luego se congelaba. Era un proceso casero.

Con esto se preparaban jugos y se evitaba que las frutas se desperdiciaran, recuerda Nancy Yánez, gerenta de Ventas de Nuna Frut.

Esta práctica y el impulso de su padre Miguel, quien falleció, incentivaron a Yánez a reproducir la receta familiar con la meta de comercializarla en el mercado internacional. Su formación en Administración de Empresas también influyó.

Para empezar, en Nuna Frut se invirtieron USD 5 000 para adquirir materia prima y la maquinaria. Con esto se preparó, en un inicio, pulpas de mora y guanábana. Después, se sumaron nuevos sabores y actualmente ofrecen 10. Son 100% naturales, no se emplean aditivos ni preservantes.

En esta preparación se usan solo frutas frescas y de calidad. Estas se compran a proveedores de Santo Domingo de los Tsáchilas, Santa Elena, Esmeraldas, Los Ríos, Manabí, Tungurahua, Pichincha, Cotopaxi, Morona Santiago y otras provincias.

Carlos Trujillo, gerente, y Nancy Yánez, gerenta de Ventas, están al frente de esta empresa. La planta está ubicada en el sur Quito.

Carlos Trujillo, gerente, y Nancy Yánez, gerenta de Ventas, están al frente de esta empresa. La planta está ubicada en el sur Quito. Foto: Julio Estrella / LÍDERES


Marco Chérrez, proveedor, comenta que trabaja con Nuna Frut desde hace ocho años. Él adquiere el producto directamente de las plantaciones de mora, guanábana y frutillas. En promedio, los pedidos que entrega ascienden a USD 3 000 cada mes.

En total, en esta materia prima se invierten USD 60 000 cada año. La producción se realiza en función de la demanda. “No almacenamos las frutas, procesamos todo el mismo día que nos entregan”, cuenta Yánez.

Una vez que la pulpa está lista se congela. Nuna Frut cuida que se mantenga la cadena de frío en el transporte hasta llegar al destino final.

Esto permite que se pueda usar este extracto hasta un año después de su fecha de elaboración, siempre y cuando se mantenga congelado.

Con este concentrado puro de fruta se pueden preparar jugos, batidos, yogures, postres, mermeladas, decorar pasteles. La pulpa viene en presentaciones de 100 gramos (g), 250 g, 500 g, 1 000 g y 220 kilos.

Por sus características, estos extractos de fruta tienen acogida principalmente en Alemania, Bélgica y Polonia. En promedio cada mes se exporta entre 20 y 25 toneladas. En Ecuador, se trabaja solo con clientes que están al frente de comedores empresariales.

Por ejemplo, Aníbal Caiza adquiere desde hace seis años alrededor de USD 280 en pulpas cada semana para preparar las bebidas que se sirven en el comedor de Acería del Ecuador.

Caiza menciona que prefiere estos concentrados por la variedad de sabores, la calidad y los precios. Además, su uso es más práctico y el resultado final es bueno. “Nuna Frut es una empresa cumplida con los pedidos. Estoy satisfecho, el producto tiene registro sanitario y siempre tiene un ‘stock’ disponible”.

Nuna Frut tiene una facturación promedio de USD 120 000 al año.

En el corto plazo, la meta de esta pequeña empresa ecuatoriana es ingresar a Panamá, Rusia y abrirse más espacio en el mercado nacional, porque tienen poca demanda, detalla Carlos Trujillo, gerente de Nuna Frut y socio.

Para ingresar a los nuevos mercados internacionales sus directivos gestionan la obtención de una certificación de Inocuidad de los Alimentos (HACCP por sus siglas en inglés). Esta se complementará con el certificado de Buenas Prácticas de Manufactura (BPM), obtenido anteriormente.

A la vez, se está ampliando la planta de producción. Para esto se destinarán alrededor de USD 60 000.

La empresa, ubicada en el sur de Quito, ocupa un área de 80 metros cuadrados. En estas instalaciones, en promedio se procesa una tonelada y media de fruta al día, pero la meta es triplicar esa cantidad.

Esto implicará la contratación de más personal. Por ahora, se cuenta con 10 colaboradores en total. Además, se adquirirá más maquinaria para elevar la producción de pulpas.