Tema tagua
viernes 21/09/2018
La tagua impulsa a este emprendimiento
Un collar de tagua, al que le dio el nombre de Sacha, es una de las últimas creaciones de César Luis Yamberla, propietario de Gallery Pucará. El colgante, inspirado en una de sus hijos y en la naturaleza, está diseñado con piezas rectangulares, de tono verde, del marfil vegetal, como también se llama a la tagua. Las semillas de esta palma que florecen en la región amazónica le permitieron al hábil artesano emprender su propio negocio, hace 12 años. Primero abrió el taller y luego el workshop de Gallery Pucará, que está situado en el cantón Antonio Ante (Imbabura). Además, hace un lustro abrió la Tienda Yamberla Souvenirs, en el centro de Otavalo. Éste último local es administrado por Olga Morán, esposa del emprendedor. El productor indígena, de 34 años, desciende de una familia de artesanos tejedores. Cuando aún era niño, su abuelo paterno, Carlos, le transmitió los conocimientos para entrelazar los hilos en un telar de madera, en el que confeccionaba los gruesos ponchos de lana de ove
miércoles 12/07/2017
Alba González, 16 años trabajando con la tagua
Las prendas de alta costura que lucen accesorios naturales son la tendencia, según Alba González, gerenta de Produconstruc SA. Por ello, marcas de ropa y diseñadores internacionales utilizan en sus prendas los botones de tagua de esta firma ecuatoriana.
martes 23/05/2017
La tagua y la concha dan forma a su emprendimiento
La tagua y las conchas son los materiales principales en la bisutería que confecciona la manabita Rosalía Feijoo. La diseñadora inició el emprendimiento hace tres años. Al principio importó mercadería de Estados Unidos para venderla entre sus conocidos. En esa primera compra invirtió USD 500.
martes 29/11/2016
Estos accesorios son hechos con tagua y café
Lo que inició como un hobby, de diseñar bisutería y semijoyas, ahora se convirtió en el negocio de la manabita María José Zambrano le que dedica el cien por ciento de su tiempo.
lunes 13/05/2013
Una sociedad que se forjó solo con Tagua
Onno Heerma van Voss llegó al Ecuador en 1999, para trabajar durante un año en un proyecto de investigación de sistemas forestales en la Sierra ecuatoriana. Pero el país le gustó tanto que decidió echar raíces y abrir su propio negocio.