Redacción Quito
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 1
No 0

El 1,17% del PIB va a innovación

La innovación tiene terreno por recorrer en Ecuador. En el 2011, el monto de dinero destinado para actividades de innovación fue de USD 898,4 millones, lo que representó el 1,17% del Producto Interno Bruto (PIB).

La cifra se halla en la encuesta titulada 'Principales Indicadores de Actividades de Ciencia, Tecnología e Innovación', que fue presentada la semana pasada por la Secretaría de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación (Senescyt) y el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC).

La investigación, en el tema específico de innovación, contó con la participación de 3 188 empresas públicas y privadas productoras de bienes y servicios.

Entre los resultados que arrojó se destaca que el 36,21% de las empresas ecuatorianas introdujo innovaciones de producto, en el período 2009-2011. Otro dato: el 7,4% de las empresas en el Ecuador presentó en el mercado un bien completamente nuevo en el período mencionado. Además, el sector de Servicios resultó ser la actividad económica más propensa a innovar en el país.

El estudio desarrollado por la Senescyt y el INEC muestra también los objetivos que persiguen las empresas que innovan. Los cinco primeros son: mejorar la calidad de bienes o servicios; aumentar la capacidad para producir bienes o servicios; incrementar la participación de mercado; aumentar la variedad de bienes o servicios; y mejorar la salud o seguridad ocupacional de sus empleados.

Hasan Tuluy, vicepresidente del Banco Mundial para América Latina y el Caribe, comenta -en un artículo cedido a LÍDERES- que los empresarios exitosos son aquellos individuos que transforman ideas en empresas comerciales rentables. "Este es un proceso que requiere la capacidad de innovar, introducir productos nuevos y explorar nuevos mercados".

En palabras de Tuluy, los empresarios que buscan prosperar requieren de un ambiente económico e institucional favorable que acentúe los resultados esperados de sus ideas innovadoras. "Empero, la baja innovación caracteriza la realidad empresarial regional. Las empresas formales en América Latina lanzan productos nuevos a un ritmo menor que en otras regiones en desarrollo".

Para el titular de la Senescyt, René Ramírez, el hecho de tener una economía rentista desincentiva la innovación. "Si queremos un cambio de la matriz productiva tenemos que invertir en investigación y desarrollo y los niveles de inversión en Ecuador son muy bajos. Para mejorar esto hace falta un pacto entre Estado, empresa privada y universidades". Lo dijo la semana pasada en la presentación de la encuesta.

Tomás Villón, decano de la Facultad de Ingenierías de la Universidad de las Américas, sostiene que en el Ecuador la innovación necesita de leyes que defiendan la propiedad intelectual. "Estas leyes deben aclarar los beneficios del investigador y canalizar las prioridades de la innovación".

Este catedrático añade que una innovación tiene que ser rentable, así se genera sostenibilidad y calidad de vida. "Lamentablemente no existe una corriente o una ola de innovación".

La encuesta también señala que la adquisición de maquinaria y equipos es la actividad de innovación que más realizaron las empresas que implementaron innovaciones de producto y proceso.

Un dato adicional: en el período 2009-2011, el 67% de las actividades de innovación fueron financiadas con recursos propios de las empresas.

Las patentes

  • Un indicador. Según expertos, las patentes son un indicador de innovación.
  • La solicitud.La encuesta revela que solo el 1,97% de las solicitudes de patentes proviene de ecuatorianos.
  • Fármacos. El 56% de las patentes concedidas fue para farmacéuticas.
  • Un dato pobre. Las universidades ecuatorianas solicitan en promedio 1,3 patentes al año.