Redacción Cuenca
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 0
No 0

El agua nutre una investigación que se transformó en negocio

Un sensor se coloca en los ríos y, a través de un software, indica en una computadora la velocidad de la corriente, el caudal, el coeficiente de rugosidad (las ondas del río que determinan la capacidad para absorber la contaminación), entre otras características.

Esa información es clave para calcular los volúmenes de agua y dar uso, según los resultados, a las fuentes hídricas. También sirve para medir la potencia de las corrientes para proyectos hidroeléctricos y cálculos en el sector minero, explica el consultor, Ismael Jaramillo, gerente de la firma guayaquileña Construproject.

Este producto se denomina Inirida Deep Flow y es parte de la oferta de la empresa Amazonas Technologies, que inició sus operaciones en 1998.

Uno de los creadores es el colombiano Alejandro Carvajal, quien vive en Quito desde el 2011. La iniciativa surgió en 1998 en Colombia, porque uno de sus socios Alfredo Constain, identificó que el correntómetro (para medir el caudal del río), requería que una persona ingresara al afluente, lo que implicaba un riesgo.

Carvajal, su hermano Jairo y Alfredo Constain reunieron USD 50 000 de sus ahorros y financiaron una investigación de tres años y el desarrollo del producto.

Desde el 2001, Amazonas Technologies vende este sensor en Colombia, y brinda asesoría para proyectos ambientales. El consultor en medioambiente, Ramiro Pulido, señala que es un kit de fácil uso para medir fuentes hídricas.

Ese dispositivo ha sido utilizado por técnicos colombianos de la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca y de las universidades Nacional de Antioquia y La Salle, etc. Con el Inirida Deep Flow, continúa Pulido, se realizaron mediciones para determinar la contaminación de los ríos Bogotá, Cali, Cauca...

Desde el año pasado, el sensor se vende en Ecuador, porque Carvajal identificó una oportunidad en el país. En Cuenca se usó para analizar las condiciones de las lagunas de aguas servidas de Ucubamba, que administra la empresa municipal Etapa, dice el director del Programa para el Manejo del Agua y el Suelo de la Universidad de Cuenca, Felipe Cisneros.

Esa entidad estuvo a cargo de la investigación. El funcionario destaca el aporte de Amazonas Technologies, “porque miden cualquier caudal”. En esas lagunas, agregó, lograron resultados importantes, pese a que la corriente es escasa.

Para Cisneros, eso promueve la calidad de investigación, porque con herramientas adecuadas se obtienen mejores resultados. El Inirida Deep Flow es el producto estrella, pero la asesoría es parte del negocio. Amazonas Technologies vende en promedio, dos equipos al año.