Alejandro Arosemena

Alejandro Arosemena. Foto: Enrique Pesantes / Líderes

Washington Paspuel (I) [email protected]
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 5
No 0

Alejandro Arosemena: ‘El sector asegurador ha cambiado’

15 de February de 2015 16:49

El mercado internacional de los seguros es muy dinámico. ¿Qué se observa en el caso ecuatoriano?

Hay de todo un poco. En los últimos cuatro años llegaron al país multinacionales, que sí las había en Ecuador, pero en menor número. Por otro lado, a raíz de la promulgación de la ‘Ley Antimonopolio’ en el 2011, por la cual los bancos o los accionistas de los bancos ya no podían tener otros negocios, entre estos las compañías de seguros, hubo un proceso de desinversión. En unos casos las multinacionales compraron las firmas locales, y en otros casos, empresarios e inversores adquirieron las compañías de seguros.

¿Solo quedaron las firmas que pudieron mantenerse?

Hasta el año 2008 quizás habíamos unas 45 compañías de seguros en Ecuador, pero hoy en día somos 35. Hasta mayo del 2014 habían 37 firmas, pero luego desaparecieron dos y quedamos las actuales. Considero que para el mercado ecuatoriano, digamos que para el volumen de mercado, todavía son demasiadas.

¿Qué tipo de cobertura es la que más se asegura en el país?
En los últimos años ha habido más interés en los seguros masivos, como los de vida, de asistencia médica, de vehículos… Estos han ido creciendo. Digamos que la sociedad ecuatoriana, de cierta forma, va teniendo conciencia de la necesidad de asegurarse.

¿A qué se debe este mayor interés del ciudadano común en contratar una póliza?

Hasta hace 15 años el aseguramiento tenía su fuerte en el segmento corporativo. Pero hoy en día hay un mayor tendencia hacia el aseguramiento de las personas.

¿Cómo se refleja este comportamiento del mercado en las empresas aseguradoras?

Por ejemplo, los seguros de vida han tenido un repunte en los últimos 10 años. En el caso de los seguros de asistencia médica, antes las empresas ni siquiera lo consideraban como un beneficio para los empleados. Pero hoy en día es casi un estándar. El segmento de asistencia médica ha tenido un repunte importante, y lo mismo con los seguros que se contratan por accidentes personales. También en los colegios son cada día más los que contratan seguros.

En el caso de su firma, ¿en cuánto ha aumentado el aseguramiento en este segmento?

En los seguros de vida hemos registrado un incremento importante. Estamos apostando a que este crecimiento se mantenga. En los últimos tres años nuestra cartera en este segmento ha crecido un 20%, en seguros de vida. Lo mismo sucede en el segmento de accidentes personales.

El Código Orgánico Monetario aprobado en el 2014 cambió las reglas de juego para las aseguradoras. ¿Cuál ha sido el impacto para el sector?

Definitivamente lo ha cambiado. Antes, el capital mínimo que se requería para conformar una compañía era de unos 460 000 dólares. Pero luego pasó a 8 millones, un cambio muy importante. Inicialmente se hablaba de un capital de unos 4 millones, pero considerando los tipos de compañías. Es decir, si la compañía era de aseguramientos generales, el monto era de 4 millones de dólares y si tenía además seguro de vida, eran 4 millones más. Hay compañías que solo ofrecen seguros de vida; otras, solo seguros generales, y las que tiene las dos ramas. Entonces, se decidió fijar para todas los ocho millones. Para las reaseguradoras, se fijó el capital para constituirlas en 13 millones de dólares.

¿Cómo ha influido ese cambio en el mercado asegurador?
No sé de nuevas compañías extranjeras que estén por llegar al país, pero sí creo que llegará un momento en que habrá compañías que se concentren. La concentración en el mercado puede ser bueno de cierta forma, porque para el mercado ecuatoriano éramos muchas compañías de seguros. Creo que puede ser un mercado mucho más sólido.

¿Una concentración que no llegue a ser un monopolio?

Por supuesto que no. Todo lo que es monopolio siempre termina siendo perjudicial para el consumidor. No hay que ir a los extremos. En los últimos años, el mercado de las aseguradoras era demasiado comercial, más que técnico, donde todo se regía por un sistema de costos. Pero tampoco se puede desear que haya solo dos compañías de seguros.

¿La cultura del aseguramiento en el ecuatoriano cambió?

Creo que ha ido cambiando. El segmento de vehículos, por ejemplo, ha crecido mucho en los últimos años. Particularmente para nuestra compañía ha sido un segmento de crecimiento en los últimos tres o cuatro años. Ocurre que esos vehículos, una vez que termina el crédito, se mantienen en las compañías de seguros, y a su vez, las personas que compran carros al contado buscan un seguro. Yo diría que hay cada vez más esa conciencia de las personas de asegurar sus bienes. Puede que a la vuelta de la esquina te choquen el carro, y pierdes tu inversión.

¿Los autos usados también entran en esa cobertura?
Normalmente las compañías aseguran un auto de hasta 10 años de antigüedad. Lo que pasa es que con carros de más antigüedad se tienen dificultades con las pérdidas parciales por los repuestos. Para un vehículo de más de 30 años, que sufre un siniestro, es más difícil conseguir un repuesto. Lo que se hace a veces es que se asegura únicamente la pérdida total del vehículo.

¿Ha crecido el aseguramiento de autos usados, ahora que hay menos cupos para importar vehículos nuevos?

Con las restricciones a las importaciones y los incrementos de los aranceles, obviamente la adquisición de vehículos nuevos es más difícil, y por ende ese aseguramiento disminuye. En forma general, sí vemos que en el mercado hay una predisposición para adquirir más seguros para los vehículos.

¿Una buena parte de los ingresos de las aseguradoras se debía a la recaudación del SOAT, pero ahora que esta cobertura cambió de manos cómo queda su situación?


A cada empresa le afectará en función de qué tan importantes eran esos ingresos. En nuestro caso, no ofrecíamos ese servicio. Las compañías que lo ofrecían van a tener que tomar acciones para suplir las pérdidas generadas por esos ingresos que recibieron hasta diciembre del 2014.

¿Qué pasa en otros segmentos de cobertura, para atender requerimientos personales?

Hay algo que llama la atención, las pólizas de incendio para el hogar. Yo pregunto a mis clientes si tienen aseguradas sus casas, y me dicen que no. Una casa se asegura dentro de una póliza de incendios y líneas aliadas, que incluye el seguro por inundación. En una ciudad como Guayaquil, por ejemplo, ocurre mucho en invierno: un día te vas a la playa, y cuando regresas tu casa está inundada. También cubre daños por destrucción, como por ejemplo que en un accidente de tránsito un carro rompa un muro de la vivienda.

Su gestión en síntesis

Su formación
.Este guayaquileño de 40 años se graduó de economista en el Blue Hill College. Realizó una maestría de Economía en Florida Atlantic University, en Estados Unidos.

Su experiencia. Se desempeñó como Gerente General Comercial de Eciatoriano Suiza. También fue Gerente Regional en la compañía Seguros Unidos, entre el 2005 y el 2011. Desde el 2013 es el Gerente General de Ecuatoriano-Suiza.
Sus logros. Condujo a la firma a convertirse en la primera aseguradora en obtener la certificación Carbono Neutro en el mercado, entregada por la Consultora Sambito.