placeholder
Planta de ensamblaje de GM OBB en Ecuador. Foto archivo: Julio Estrella/El Comercio

Planta de ensamblaje de GM OBB en Ecuador. Foto archivo: Julio Estrella/El Comercio

América Latina precisará de sus propios motores para crecer, según Banco Mundial

19 de mayo de 2015 09:55

América Latina precisará de sus "propios motores" para retomar el crecimiento y superar los formidables desafíos que representan la infraestructura, el capital humano y la innovación, afirmó este martes (19 de mayo) una alta fuente del Banco Mundial (BM).

Para el economista jefe del BM para América Latina, Augusto de la Torre, el desafío "está en proceder a la diversificación de la economía con nuestros propios motores, sin la existencia de un contexto externo favorable" que apoye el esfuerzo.

De la Torre formuló estas declaraciones en la presentación del informe 'América Latina y el ascenso del Sur', que traza un escenario sobre las consecuencias que el fortalecimiento de las economías del sur del planeta tuvieron en la última década en América Latina.

Al presentar el informe, De la Torre dijo que la década en que América Latina disfrutó del llamado "viento de cola" la región logró avances concretos en materia de superación de las desigualdad y consolidación del equilibrio macroeconómico.

"Históricamente América Latina fue marcada por inestabilidad macroeconómica y desigualdades. Siempre tuvimos también un problema de bajo crecimiento, pero ese problema palidecía frente a la intensidad de los otros dos desafíos", comentó.

Con la consolidación del equilibrio macroeconómico y enormes avances en reducción de la pobreza, resta a la región superar "la tríada formada por los problemas de infraestructura física, formación del capital humano, y desarrollo de la capacidad de innovación empresarial", señaló.

Las soluciones a ese problema triple "precisan combinarse para darle a la región el tipo de capacidad económica que le permita seguir sosteniendo el progreso social". "Sin una solución a este desafío, no veo cómo saldremos de este ciclo", dijo de la Torre, para quien "la necesidad de crecimiento con equidad social será el tema predominante en la región" en los próximos años.

El estudio 'América Latina y el ascenso del Sur', de 299 páginas, analiza la reestructuración de la economía global de las últimas dos décadas y su impacto "para el desarrollo y las prioridades de las políticas públicas" en América Latina.

Según De la Torre, "siempre se consideró que había países centrales en el Norte, y la periferia, en el Sur. Este estudio muestra que el Sur ya no es la periferia, y eso ha tenido un impacto en América Latina".

Ese escenario fue marcado por la globalización del crecimiento de la economía de China y el surgimiento de gigantes como Brasil e India, que modificaron el balance del comercio mundial.

En los últimos 15 años, la región de América Latina se benefició de un ciclo de alza en los precios de commodities a causa de la demanda china, una fase que comenzó a desvanecerse al fin de la última década. De acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), América Latina cerrará 2015 con un crecimiento "ínfimo" de 0,9%.