Redacción Quito
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 6
No 0

El análisis del mercado empuja este negocio de frenos

La necesidad de mejorar su desempeño en las autopistas de carreras llevó a Medardo Toro, corredor ecuatoriano de rally, a importar repuestos automotrices para uso personal en 1999.

Luego, junto a su esposa, Mercedes Flores optaron por montar un negocio de repuestos con sede en el sector del Aeropuerto, en el norte de Quito. Invirtieron alrededor de USD 20 000.

Una década más tarde, su hijo Javier Toro, asumió la dirección del negocio y dio un giro; se enfocó en la importación de un solo producto: las pastillas de freno. Hoy, Flores & Toro es una firma que alcanzó el año anterior ventas por USD 930 000, un 55% más que en el 2009.

Para Javier Toro, el mercado automotor ecuatoriano evoluciona constantemente y los servicios pre y posventa asumen el reto de mantenerse a la vanguardia dentro de las firmas automotrices a escala mundial. “Las pastillas de frenos son un pilar en la seguridad vial. Y la variedad del stock es fundamental en el negocio”.

Este quiteño de 28 años atribuye el crecimiento de ventas de Flores & Toro a alianzas estratégicas con proveedores mexicanos, estadounidenses, colombianos y canadienses. El crecimiento se refleja en cifras: de vender unas 48 000 pastillas de freno en el 2009 subió a las 60 000 unidades, el año anterior.

José Luis Granizo, gerente de Lubrifreno Granizo, explica que mantiene relaciones comerciales con Flores & Toro desde más de una década. En pastillas de frenos del modelo Nissan Sentra compra unos 50 pares al mes. Además, destaca el inventario que le ofrecen para nuevos modelos de vehículos.

Toro tiene un método: investiga las ofertas de modelos de las concesionarias y casas comerciales. Luego analiza las características de los frenos con los que estos nuevos vehículos están equipados.

“Analizo las importaciones de ese modelo de auto y determino en qué tiempo podrían llegar a necesitar un cambio de pastillas”, explica el emprendedor. Este joven añade que la clave para mantener una cartera de 900 clientes a escala nacional es manejar las estadísticas que obtiene de sus proyecciones del mercado.

Flores & Toro obtuvo en este año la representación oficial para el país de la marca mexicana de pastillas Fritec, luego de formalizar sus importaciones en la Feria Automecánica 2008, realizada en ese año en México DF, a la que Toro asistió en búsqueda de socios.

Franklin Brands, de la tienda automotriz Brands, con sede en Quevedo (Los Ríos), ofrece desde hace cinco años los productos de esta importadora. Al mes compra 250 juegos de pastillas, para automóviles y vehículos de carga.

Su catálogo de productos se amplió en este mes para importar discos y frenos ‘bloque’ para transporte pesado.

Tags