Richard Cóndor y Adrián Armijos trabajaron con expertos en aprendizaje infantil para la creación de su marca. Foto: María Isabel Valarezo/ LÍDERES

Richard Cóndor y Adrián Armijos trabajaron con expertos en aprendizaje infantil para la creación de su marca. Foto: María Isabel Valarezo/ LÍDERES

Redacción Quito (I)[email protected]
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 29
No 2

Una nueva forma para que los niños aprendan a leer

12 de octubre de 2015 09:22

Con el objetivo de integrar la tecnología y la literatura, Adrián Armijos y Richard Cóndor crearon LifeBooks. Este emprendimiento produce y comercializa libros para niños con realidad aumentada (3D).

La tecnología, desarrollada por ellos, permite que los niños puedan leer, escuchar e incluso jugar con un libro tradicional a través de una tablet o un smartphone.

“Vimos que las nuevas generaciones, por un lado, tienen menos costumbre para leer libros físicos; pero, por otro, nacen y ya tienen un teléfono o tablet. Entonces, pensamos que la mejor forma de atraerlos hacia la lectura sería por medio de esa tecnología”, explica Armijos, quien se dedica al desarrollo y edición de los cuentos.

La idea nació como parte de un proyecto estudiantil para la Universidad San Francisco de Quito (USFQ), en el 2014. Con una inversión inicial de USD 400, ellos crearon el primer prototipo y obtuvieron el primer puesto en la XIII Ceremonia de Premiación de Emprendimiento de la USFQ.

La innovación de este emprendimiento también fue reconocida internacionalmente. En representación de Ecuador fueron invitados, junto con 13 países más, al Global Student Entrepreneur­ship Challenge, realizado por la Universidad Virginia Tech, de Estados Unidos. “Creo que como país podemos brindar algo más que solo el turismo, podemos
dar ideas e innovación única”, comenta Armijos.

La tecnología detrás de su negocio les tomó casi un año de desarrollo. Armijos explica que es muy similar a los códigos de productos QR, pero en vez de analizar cuadrados negros y blancos, el software analiza imágenes y colores. De tal forma que los niños pueden leer el cuento de manera tradicional o por medio de la aplicación, crear imágenes 3D para apoyar en el aprendizaje y la experiencia de lectura. La aplicación puede ser descargada de manera gratuita en Google Play o el App Store.

“Este es un ejemplo de innovación, ya que al momento de gestar la idea eran los únicos en el país haciendo este tipo productos”, explica Giovanni Rosanía, profesor y coordinador de emprendimiento de la USFQ.

En abril del 2015 empezaron a comercializar el primer cuento titulado ‘Bruna Sancocha’. Realizaron un tiraje de 300 copias que se comercializó en ferias y la página web. “El primer libro fue más una prueba de mercado, para ver si a la gente le interesaba”, explica Cóndor. Ahora se encuentran esperando el lanzamiento de su próximo título ‘Marty The Martian’, un libro interactivo que ayudará a reforzar el inglés.

Los libros se comercializan con un valor de USD 25 y desde abril hasta el momento han facturado un promedio de USD 8 800.

La primera edición se encuentra agotada, pero esperan que para finales de este año, el nuevo libro se encuentre en librerías a escala nacional. “Hicimos ciertos cambios y el cuento ahora no solo brinda realidad aumentada, sino que es interactivo como un juego que impulsa la lectura”, agrega Armijos. Los emprendedores esperan tener un tiraje de 5 000 ejemplares.

Tres Datos extras

Recursos

Recibieron un fondo semilla de USD 2 500, por parte del Banco Pichincha.
Inversión. En el momento han obtenido alrededor de USD 53 000 en capital de trabajo por medio de varias fuentes, destacando el Banco de Ideas de la Secretaría de Educación Superior (Senescyt).

Autor

La historia de ‘Bruna Sancocha’ fue escrita por Juana Neira, presidenta de la Asociación Ecuatoriana del Libro Infantil y Juvenil.