Daniel Arévalo, gerente de Cabify en Quito, aparece junto a un grupo de conductores de este servicio. Foto: Galo Paguay / LÍDERES

Daniel Arévalo, gerente de Cabify en Quito, aparece junto a un grupo de conductores de este servicio. Foto: Galo Paguay / LÍDERES

Redacción Quito (I)  redaccion@revistalideres.ec
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 9
No 3

Esta ‘app’ es una nueva opción de movilización

27 de julio de 2016 09:29

Convertirse en una solución rápida en movilidad, a través de la tecnología, es la consigna de Cabify. Este desarrollo creado en España en el 2011, opera desde la semana pasada en Ecuador como parte de su expansión en Latinoamérica.

Ricardo Weder, CEO de Cabify en Latinoamérica, explica que la aplicación móvil además de simplificar el servicio de transporte privado, también ayuda a generar nuevas plazas de trabajo, para quienes tienen automóviles en óptimas condiciones.

Cabify inició operaciones en España y Portugal. Y para su expansión en Brasil, Panamá, Ecuador y otros países de Latinoamérica, se logró una inyección de capital de USD 120 millones, con el apoyo de la empresa japonesa de comercio electrónico Rakuten Inc.

Desde la semana pasada Cabify cuenta en Quito y Guayaquil con cerca de 100 vehículos.
El valor agregado es el sistema de precios diferenciado: la tarifa no se cobra por distancia, sino por kilómetro recorrido indica Daniel Arévalo, gerente de la empresa en Quito. Es decir, que la tarifa va desde USD 0,60 a USD 2 los primeros ocho kilómetros; a partir de ahí se cobra USD 0,50 por cada nuevo kilómetro.

También se puede reservar una unidad un día antes, y el servicio está disponible las 24 horas. Para seguridad del usuario, todos los automóviles de Cabify tienen un equipo que monitorea las carreras. Y en el segmento corporativo, Arévalo menciona que se creó una plataforma con descuentos entre 20% a 60%.

Para ser parte conductor, los postulantes deben pasar las pruebas psicológicas, de conducción, ser mayor a 18 años, tener una licencia de conducir tipo B y no tener antecedentes penales.

Luis Guerra, de 44 años, es conductor de Cabify. En su primera semana transportó a 40 clientes. Él se desempeñaba como gestor legal independiente, pero con esta ‘app’ tendrá otro ingreso económico. Los medios de pago para Cabify son Paypal o tarjeta de crédito.

La empresa está constituida legalmente en el país como una firma privada de intermediación de servicios tecnológicos. “Al no ser una empresa de transporte no requiere de la validación por parte del Municipio. Las tarifas que manejamos fueron establecidas en base a un estudio” dice Arévalo.