Carolina Rodas, Carla Chávez y Felipe Donoso son los fundadores de RAMA Estudio, en Quito. Foto: Cortesía Impaqto

Carolina Rodas, Carla Chávez y Felipe Donoso son los fundadores de RAMA Estudio, en Quito. Foto: Cortesía Impaqto

Alejandra Marín, Impaqto
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 1
No 0

La arquitectura como un eje del desarrollo urbano

5 de enero de 2018 14:36

Felipe Donoso es arquitecto y diseñador quiteño, cofundador de RAMA Estudio y Torno Co.Lab, plataforma colaborativa. Posee un máster en Diseño Sostenible de Productos por el Instituto Europeo de Diseño en Barcelona. Ganador del primer premio a nivel nacional en Rehabilitación y Reciclaje en la Bienal Panamericana de Arquitectura 2014.

¿Cómo surge la idea de RAMA Estudio y Torno Co.?

RAMA Estudio está conformado por tres arquitectos: Carolina Rodas, Carla Chávez y Felipe Donoso. Ellos tienen estudios en vivienda colectiva y diseño sostenible. Con estos enfoques, trabajamos desde lo más pequeño en diseño de productos, hasta lo macro, con propuestas urbanas y comunitarias. Entre todos decidimos darle fuerza a la idea de compartir espacio, nada nuevo, pero era una solución que la habíamos pensado de hace algún tiempo atrás.

¿Y Torno Co. Lab?

Torno se crea desde lo interdisciplinario, con la unión de un pequeño grupo de desconocidos y promueve la interacción en todo sentido; profesional, cultural, urbana, educativa, etc. El espacio, poco a poco ha ido generando vínculos entre personas y colectivos afines o con objetivos comunes, ha brindado espacio para eventos culturales, talleres, encuentros sociales y comunitarios, espacios de construcción y fabricación.

¿Cómo definen al emprendimiento urbano?

Es llevar a cabo, bajo ciertos parámetros técnicos, ideas que beneficien al gestor, al usuario y a la ciudad. Toda persona que ve que a su alrededor existe una ciudad, un grupo de gente, una comunidad, un vecino, un barrio y que sabe que puede hacer algo para mejorar cualquier situación, y decide no esperar a que algo pase, sino tomar el problema y resolverlo es un emprendedor urbano.

La colaboración es un factor importante para el desarrollo urbano. ¿Cómo se articula?

Se habla mucho de colaboración actualmente, de espacios que promueven estas dinámicas, de iniciativas en las que “todos” aportan, sin embargo, el colaborar no es decir, es hacer. En el momento cuando hay un grupo de personas trabajando y haciendo cosas con un fin común, organizándose y gestionando proyectos con el único objetivo de cumplirlos, y la mayoría de veces sin esperar nada a cambio, estamos en presencia de un proceso colaborativo. Se deben entender las diferencias y fortalezas de cada integrante y sacar el máximo provecho de cada uno.

¿Cuáles han sido los retos y oportunidades de ser miembro del Comité del Reto de Emprendimiento Urbano?

Es una iniciativa que genera discusión, crea espacios de análisis, momentos de reflexión sobre la ciudad. Este simple hecho hace que muchas personas alcen a ver lo que está pasando y empezar a pensar en lo que pueden hacer. El mayor reto de este evento, es generar las condiciones idóneas para que las ideas que aparezcan, logren tener un empujón para su desarrollo, una guía clara.

La eficiencia energética es una de las categorías que tuvo mayor número de propuestas. ¿A qué se debe esto?

El modelo de consumo energético es completamente ineficiente; empezando por los recursos utilizados actualmente, pasando por los medios obtención de energía y los fines de consumo como automóviles, industria, vivienda, etc., si logramos reducir el consumo, cambiar el tipo de energía o fuentes de energía y lograr formas de ser eficientes a corto y largo plazos, es probable que encontremos una solución parcial para las generaciones que vienen.