Talina Mosquera / Redacción Quito
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 2
No 0

El artista también negocia para exponer

En museos, galerías y salas de exposiciones se muestran pinturas, esculturas, videos y fotografías de artistas nacionales y extranjeros. En sitios como la Alianza Francesa, la Asociación Humboldt, el Centro de Arte Contemporáneo (CAC), el Museo Interactivo de Ciencias (MIC) o la Casa de la Cultura Ecuatoriana (CCE), el artista no paga para exponer.

Por lo general, estos lugares también se encargan del diseño, impresión y envío de las invitaciones, catálogos así como del coctel de apertura. Mientras que el artista se ocupa solo del transporte de las obras.

Este fue el caso del Colectivo Pelota Cuadrada, integrado por Ana Carrillo y Karen Solórzano. Ellas mostraron su videoarte en las instalaciones del CAC, en mayo. “Estuvimos en conversaciones desde el año pasado, y hubo mucha apertura para el trabajo de cinco años que presentamos. Trabajamos una curaduría y museografía conjunta con el CAC, que también se encargó del montaje”.

Susan Rochas, curadora del CAC, explica que mantienen reuniones cada mes para analizar los proyectos que se presentan. Pero la demanda ha permitido que el calendario del 2013 esté casi lleno. “Las propuestas deben ser claras, con un marco curatorial y criterio de selección de por qué se va a exponer, además analizamos la pertinencia”, dice Rocha.

El CAC recibe unas 26 exposiciones temporales al año, una semipermanente y 8 000 visitantes al mes, que en su mayoría (80%) son jóvenes y familias.

Por su parte, la CCE cuenta con salas destinadas para artistas de renombre y para aquellos que están iniciando en artes plásticas y visuales, como la sala Víctor Mideros, Joaquín Pinto, Miguel de Santiago... “Las exposiciones se han incrementado y mucho. Con un crecimiento de los artistas y un potencial de acción amplio”, comenta Fabiola Lema, del departamento de Comunicación.

En el caso de la Alianza Francesa y la Asociación Humboldt poseen una sala en sus instalaciones, pero también auspician muestras grandes en otros espacios.

Gaëlle Della, de Comunicación Cultural de la Alianza Francesa, explica que reciben unas ocho exposiciones al año, entre ellas destaca las del venezolano Jesús Soto o del ecuatoriano Jaime Zapata, como las más grandes. Su promedio de visitas mensuales está en unas 700 personas.

Actualmente, en sus instalaciones se presenta el trabajo ‘Eros-iones’ de la artista Rosy Revelo. Ella comenta que “a raíz de la crisis social, económica y política de nuestro país, unos años atrás se cerraron muchas galerías en la Mariscal y las instituciones como la Alianza Francesa apoyaron para la exposición de las artes”.

Revelo fue invitada a mostrar su obra, que le tomo cinco años realizar, y mezcla el amor (Eros), el ancestro, y la naturaleza. Ella destaca que en estos espacios “siempre buscan la calidad del artista”.

La Asociación Humboldt, también, tiene proyectos artísticos que buscan el intercambio cultural Alemania-Ecuador. En el caso de las exposiciones itinerantes provienen de entidades de este país europeo que traen a artistas alemanes, y de pintores, escultores y fotógrafos locales. Al año tienen 10 ó 12 muestras.

Estas dos entidades solicitan a los artistas una obra de su exposición, para que forme parte de su patrimonio. Y en caso de venta no cobran ningún valor.

El comité de selección juega un papel importante en estos lugares. Curadores, antropólogos, educadores, directores y artistas seleccionan los proyectos.

Otro factor que ayuda a que obras que provienen del exterior lleguen a la capital son las embajadas e instituciones asociadas. Estas facilitan el ingreso de la muestra, especialmente el paso por la aduana.

El caso del MIC es diferente. Cuenta con cinco espacios permanentes, desde el 2007. Hoy reciben 9 000 visitantes al mes; “En el museo no tenemos guías sino mediadores, y con base a la experiencia del visitante se recorren los espacios. Este museo no es un lugar aburrido”, dice Jorge Godoy, del departamento de Comunicación del MIC. Como muestra itinerante tienen MIC Móvil, que se presenta en las administraciones zonales.

Además de exposiciones, etos espacios también albergan teatro, danza, lanzamiento de libros, entre otras actividades.

El arte se ve en nuevos espacios

Tina Gleich - Coordinadora cultural Aso. Humboldt

La oferta cultural en Quito es más amplia que hace siete años. Por ejemplo, el hecho de tener un Centro de Arte Contemporáneo que se especializa en ese tipo de obras, es magnífico.

También se han creando nuevos espacios y se han activado más teatros. Aunque la cantidad de público no ha aumentado en igual escala.

Me parece importante el trabajo de los centros municipales que han abierto espacios en las administraciones zonales de Quito, porque están creando un público.

A estos lugares asisten niños y adolescentes de escuelas y colegios que tienen experiencias positivas en los museos y centros culturales, y crean un interés, una visión crítica y se van desarrollando como consumidores de arte.

En el caso de la Asociación Humboldt, la sala de exposición se utiliza en muestras de artistas locales en un formato más pequeño y del Instituto Goethe, en comparación a las que provienen del Instituto de Relaciones con el Extranjero (IFA por sus siglas en alemán), que se presentan en otros espacios, por su tamaño.

La oferta es muy variada, desde exposiciones con artistas reconocidos hasta jóvenes que realizan su primera muestra, no tenemos una línea específica sobre la que trabajemos, pero la obra debe tener un concepto claro y calidad artística. Consideramos que la sala es una oportunidad para impulsar estos trabajos.