Rolando Arellano. El Comercio de Lima (GDA)
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 0
No 3

Lo aspiracional

Una de las palabras más usadas por los estrategas de marketing sigue siendo ‘aspiracionalidad’, que para ellos significa básicamente que la mayor parte de la población quiere parecerse a las clases altas. Por eso desarrollan estrategias para hacer llegar sus productos a estas, pensando que la mayoría va a querer imitarlas. Así, para lanzar una marca de licor eligen discotecas ‘exclusivas’ y hacen publicidad con personas de tipo europeo. Piensan que las grandes ventas vendrán después, cuando por imitación, las mayorías deseen comprar esa marca.

Desgraciadamente para los que piensan así, nadie ha probado que esa ‘aspiracionalidad’ de los más pobres hacia los más ricos exista en nuestros días. Quizá en los años 50 o 60, las clases medias tradicionales querían imitar a los dueños de las empresas en las que trabajaban, pero hoy las mayorías son independientes y dueñas de negocios. Crecieron lejos y sin depender de los más ricos, por lo cual no tienen razón para imitarlos.

¿Qué moda se ha impuesto hoy en las clases bajas que haya llegado de arriba? ¿Qué marca de producto, alimento o licor exitoso ha comenzado en los ricos y triunfado en los pobres?

Tenemos dificultad para encontrar ejemplos. Pero, al contrario, se ve que los grandes grupos de la sociedad, de abajo o del medio, generan las modas de los más altos, ya sea en la música, en las comidas y hasta en el vestido.