En las oficinas de Banco ProCredit los clientes reciben atención personalizada. La entidad se ajusta a la situación financiera de las pequeñas y medianas empresas. Foto: Julio Estrella / LÍDERES

En las oficinas de Banco ProCredit los clientes reciben atención personalizada. La entidad se ajusta a la situación financiera de las pequeñas y medianas empresas. Foto: Julio Estrella / LÍDERES

Redacción Quito
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 8
No 0

Un banco que apunta hacia las Pymes

14 de febrero de 2017 13:32

Posicionar su orientación hacia el apoyo de las pequeñas y medianas empresas (Pymes) es el objetivo central de Banco ProCredit.

La entidad, con casa matriz en Alemania, llegó al país en el 2003 para ofrecer sus servicios al sector micro. Sin embargo, con el tiempo los directivos vieron que este segmento estaba sobresaturado.

Miguel Enberguer, gerente geneal de ProCredit en Ecuador
, indicó que hay un sinnúmero de instituciones que ofrecen servicios a ese sector. Además, desde el banco se detectó que existen, tanto en el país como en otras naciones, sobreendeudamiento y más riesgo crediticio en tal segmento.

“Desde el punto de vista del desarrollo, continuar en el segmento micro no es tan conducente. De alguna forma es anclarse al sector que es informal, en el que no hay organización, en el que las empresas tienen estructuras débiles, en el que no se lleva documentación. Eso, de cierta manera, es quedarse en el subdesarrollo. Es un segmento importante en la economía, pero hemos observado que las Pymes son dinámicas”.

La entidad hizo una evaluación y determinó que crecen más, dan empleo, tributan, tienen mejor organización empresarial, etc. Su contribución a la economía nacional es mucho más contundente.

Fue así que en 2014 el banco cambió su giro de negocio y ahora busca afianzarse en este segmento. Se enfoca en las Pymes del sector productivo y comercial.

Desde esa fecha ProCredit redujo en USD 150 millones su cartera micro, que antes del cambio era de USD 300 millones. En total, incluyendo otro tipo de clientes alcanzaban USD 400 millones.

Actualmente, la cartera total es de USD 270 millones. De esta el 60% corresponde a Pymes y, según Enberguer, está creciendo.

Entre los beneficios que ofrece la entidad a los clientes está la posibilidad de ajustarse a la situación financiera de las pequeñas y medianas empresas. “No tenemos productos estándares. Si vemos que la inversión del cliente es para financiar a 10 años, lo hacemos. Somos flexibles en los períodos”.

Actualmente, entregan créditos de entre USD 20 000 y 1 millón. Podrían ofrecer un monto mayor, pero de forma selectiva. Las tasas interés son preferenciales para inversiones de eficiencia energética como, por ejemplo, la modernización de máquinas para que se consuma menos energía; también para los clientes que ofrecen una mejor garantía.

Actualmente, cuenta con 20 000 clientes en el sector empresarial, incluyendo a los del sector micro. En el futuro, esperan tener 4 000 a 5 000 solo del segmento de las Pymes.

Conforme vayan creciendo estos se reducirán los de las micro, que aún se mantienen.
Yurina Zaldumbide, gerenta de Oyempaques, una Pyme dedicada a la fabricación de productos plásticos, es una de las clientes actuales. “Trabajamos con ellos desde el 2014. Tienen mucha apertura para trabajar con pequeñas y medianas empresas, son ágiles en sus procesos y apoyan al desarrollo de la industria nacional”, dijo.

Esta firma ha accedido a financiamiento con ProCredit para la compra de materias primas y maquinaria. La gerenta destaca la flexibilidad que tiene la entidad en los plazos para pago de créditos y las tasas de interés competitivas.

Oyempaques tiene una línea de crédito y dos cuentas corrientes. Además, cuenta con un oficial que maneja sus cuentas.

Precisamente, uno de los lineamientos del banco es dar un trato personalizado a sus clientes. Además, la entidad destaca de estos el hecho de que estén abiertos a la innovación, a desarrollar un negocio formal, entre otros.

Enberguer explicó que otro de los beneficios del banco es que al tener como casa matriz un país de la UE hay beneficios para las Pymes que realicen operaciones de comercio exterior, que se espera se dinamicen en el marco del acuerdo comercial con el bloque.

“Tenemos facilidades en transferencias con Europa, tarifas competitivas (...) Tenemos una tarifa flat de USD 15 por cada transferencia, para cualquier país”, comentó. La idea es fomentar el comercio y las exportaciones ecuatorianas.

Asimismo, en la gama de servicios de la entidad existen cartas de crédito para importaciones. Desde la entidad bancaria se indicó que hay oferta de servicios para el comercio exterior.