placeholder
Redacción Quito
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 0
No 0

En su catálogo prima el producto ecológico

Un producto verde es considerado eficiente cuando proporciona al usuario iguales o mayores beneficios de los que está acostumbrado a recibir. Así explica Emilio Filbig, gerente de Unilimpio, una firma de productos de limpieza que invirtió desde septiembre del 2010 unos USD 80 000 para desarrollar elementos biodegradables.

Unilimpio se constituyó en 1999 para elaborar y comercializar líneas de limpieza para el sector industrial. Ceras, jabones industriales, desinfectantes... constituían la oferta durante casi una década.

El primer acercamiento para incluir prácticas de responsabilidad ambiental en sus procesos se dio en el 2008. Ese año, Unilimpio readecuó su planta, en el norte de Quito, y redujo el uso de bombas eléctricas utilizadas en la producción.

Cristina Proaño, jefa de Investigación y Desarrollo de la firma, explica que el procedimiento para obtener un producto biodegradable se inició con el uso de materias primas amigables con el medioambiente. La investigadora cita como ejemplo que los desengrasantes se elaboran con nonil fenol, un derivado del petróleo que, a pesar de su poder de limpieza, no se descompone fácilmente en el ambiente.

“Biodegradable significa que al tener contacto con el agua o la tierra se descompone mediante bacterias”, explica Proaño, quien junto a un grupo de nueve personas más, tardó cerca de 18 meses en desarrollar la línea Bio Solutions. Esta incluye jabones, antibacteriales, aromatizantes, desinfectantes... desarrollados con alcoholes vegetales; las materias primas se importan de EE.UU.

Karla Crespo, ingeniera de ventas de la importadora de productos químicos Disan, explica que trabajan desde hace más de 10 años con Unilimpio. “Les proveemos de las materias primas para esta innovación en productos”, dice Crespo y añade que entregan unas 6 toneladas mensuales de químicos para Bio Solutions.

La meta es incrementar la actual producción mensual de 200 toneladas de químicos a 300 toneladas.

La estrategia da sus primeros resultados. De los USD 2,4 millones en ventas que alcanzó el negocio en el 2011, cerca del 80% corresponde a la venta de los ítems ecológicos de la nueva línea.

Otro de los factores que motivó a Unilimpio para incursionar en esta área es la tendencia en concienciación ecológica de los consumidores. Por eso en su catálogo de 50 productos, 40 son ecológicos.

Elsa Díaz, administradora del edificio Platinum en Quito, utiliza los productos de Bio Solutions en los dos primeros pisos del inmueble, ubicado en el norte de la ciudad. “Los vecinos calificaron de agradables a los ambientales y antibacteriales. Incluso algunos productos nos resultaron más económicos”.

Ismael Carrión, director de Proyectos de Unilimpio, cuenta que la línea Bio Solutions incluye otros aspectos verdes. Uno de ellos es la etiqueta que está diseñada para que los gestores de reciclaje la remuevan fácilmente; el rediseño de los envases y el servicio posventa para cumplimiento de legislaciones ambientales.

Tags